#OdioFacebook #02

Nicolás es @nicolasmadoery (1987). Especializado en diseño de estrategias para proyectos musicales, marketing digital y formación en gestión musical. Es fundador y director del sello discográfico Concepto Cero, co-director de la empresa de música 432 Hertzios y titular de cátedra de la materia Gestión de proyectos musicales de la Universidad Nacional de Quilmes.

 

Hubo un momento en que promocionar un evento mutó a que alguien decida digitalmente y con un click si “asistirá”, “no asistirá” o “le interesa”. ¿Cómo hacíamos antes? ¿Por qué creemos que es la manera más efectiva? ¿Hay otras alternativas? Cuatro cosas a tener en cuenta con este tipo de “evento”:

Lo semántico: Solemos decir “te invité al evento” pero en realidad Facebook envió una notificación igual a los decenas que recibimos por día y que son más parecidas a un SPAM que a una invitación personalizada. Facebook logró moldear el lenguaje y las formas para organizar eventos pero no siempre son recibidos de la misma forma por los usuarios.

La competencia: lo masivo de Facebook y las múltiples comunidades que la habitan hacen que los usos de la plataforma sea de lo más diverso y que los eventos contemplan desde manifestaciones políticas, búsquedas de animales y eventos bizarros. Además de una amplia gama de oferta cultural, algunas claramente absurdas como esta. Un evento musical o artístico entra en competencia con actividades similares a la nuestra, y también con miles de propuestas que poco tienen que ver, pero que se ven igual en un formato estándar de la plataforma.

Los números: Se puede pensar que si hay tantos “asistentes” al evento debería ir un % de esa gente que puso “asistiré”. Sin embargo, estos números pueden funcionar de manera independiente. No necesariamente un evento que no tiene “asistirés” no tendrá gente, ni uno que tenga muchos se traslade en cantidad de público. Como en todo lo digital, sólo nos muestra una tendencia. El otro día Diego, socio nuestro en 432hz y manager de La Delio Valdez me comentaba que había largado un evento para este proyecto y que a las 24 horas tenía 3.000 asistentes virtuales. Claramente esa es una tendencia, que se veía vinculada además en la venta de entradas. En general, en muchos de los proyectos que trabajamos, los números son más chicos y estas tendencias son relativas.

Las opciones: Existen múltiples plataformas tanto para generar eventos como para gestionarlos. Yo vivo una especie de romance con Songkick, porque entiendo que de forma muy sencilla resolvieron el armado de agendas a nivel global y, además, generaron un complemento de herramientas muy útil para los artistas donde las fechas se pueden ver en las distintas plataformas. También hay plataformas interesantes como Bandistown o Evenbrite que pueden generar un vínculo más real.

Estos puntos son importantes a la hora de entender dos cosas: por un lado, qué valor le damos al evento en Facebook dentro de nuestra estrategia de comunicación, y por otro lado, qué impacto real tiene esto en el mundo real.

Foto principal por Julieta Briola, durante el último show de Faauna en Niceto Club.