Compartir

En el 2005, el suizo Chris Declercq decidió abandonar su madre patria y mudarse a Hollywood en busca del sueño americano. Una noche de ese mismo año, el guitarrista asistió al Rainbow Bar & Grill ubicado en Sunset Strip y se encontró con el mítico líder de Motörhead, Lemmy Kilmister, al cual se acercó para saludarlo y entregarle un demo. Desde esa noche, ambos se volvieron amigos y colaboradores musicales.

Como producto de su relación es que nació “We Are The Ones”, uno de los últimos temas grabados por Kilmister antes de su muerte, hace ya casi dos años. Con el inglés en las voces y el bajo, Declercq en la guitarra, Josh Freese (ex A Perfect Circle, Guns N’ Roses, Nine Inch Nails y Weezer, entre otras bandas) en batería y, el también productor, Martin Guigui en los sintetizadores, la canción se empezó a gestar en 2014 con el co-productor Cameron Webb. Mientras que Lemmy dejó registradas las líneas de bajo en marzo de 2015, las últimas sesiones de grabación se llevaron a cabo durante este año en el Studio 606, propiedad de Dave Grohl.


En un comunicado para la revista Rolling Stone, Declercq recordó a Kilmister expresando:

“Abriste una puerta que nadie más quería abrir para mí. Me permitiste compartir momentos preciosos con vos, como compositor, músico y amigo. Al ayudarme, demostraste que eras el hombre más generoso, humilde y honesto. Estoy honrando tu regalo todos los días y vos estás en mi corazón para siempre”.

Acompañado el video del audio de “We Are The Ones”, el canal de Pacific Records también compartió un mini documental sobre la realización del tema.

Podés escuchar “We Are The Ones” a continuación, seguido del detrás de escena de su grabación a continuación.