Tomás Susevich es el cantante de Jean Jaurez, quien actualmente está radicado en Ealing, West London, Inglaterra, donde cursa un máster en producción de discos en la LCM (London College of Music). Enriqueciéndose con mucha data desde allá, y sin olvidar de dónde viene, Susevich decidió embarcarse en una serie de singles en los que trabaja, a la distancia, con un músico argentino. El primero de esa serie, que publica bajo su alias Tom Tom, fue “No fue sufi“, que tenía a Gastón Le de Un Planeta como invitado.

Los meses pasaron y Susevich estrena hoy “Hold On“, su nueva creación. En esta ocasión, el equipo se conformó junto a Tomás Sainz (batería, también parte de Huevo y otras bandas), Francisco Azorai (teclados) y Luca Oliva Knight (de los también radicados en Londres Smooth Ends).

El círculo lo cerró Juan Armani, reconocido ingeniero de mezcla (también de grabación y productor) de Argentina, con 14 años de experiencia que incluyen varios años en Sony Music pero que desde hace un tiempo se enfoca en la escena independiente. Algunos artistas con los que trabajó son Francisca y los exploradores, Louta, Bándalos Chinos, Juan Ingaramo, Un planeta, Pérez, entre otros.

Susevich y Armani se conocieron en la grabación del disco de Louta y desde entonces forjaron una amistad basada en el respeto y la admiración mutua. Entendieron cómo funciona cada uno y pensaron que hacían buen equipo, por lo que decidieron quedar en contacto. Comparten una visión que no se limita a lo musical, pero no pueden negar que las “cosas nerds del audio” los enloquece. Armani define a la dupla como “diseñadores y obreros incasables”.

Juan Armani

Una vez radicado en Inglaterra, Susevich reafirmó lo que ya sospechaba: el standard de calidad de Juan es más que apto para el mercado internacional. “No es casualidad que los proyectos argentinos más interesantes de los últimos tiempos hayan sido mezclados por él”, dice Tom. Y lo llamó para mezclar “Hold On“.

El trabajo a distancia ya es una constante para Armani, pero en este caso destacó la fluidez. “Tom Tom ya tenía unos premixes donde definió para dónde teníamos que ir. Lo único que restaba hacer era profundizar esa visión”.

“La idea era con estos elementos lograr el mejor resultado posible y creo que lo logramos”, dice Susevich desde Londres. El resultado llegó y lo podés escuchar a continuación: