Hace algunos días se cumplió una década desde el estreno de The Dark Knight, la segunda parte de la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan que tuvo al fallecido Heath Ledger haciendo del Joker y llevando a cabo una de las interpretaciones de un villano más recordadas de los últimos años que le valió un Oscar póstumo como Mejor Actor de Reparto.

Con motivo de este décimo aniversario del film protagonizado por Christian Bale, Michael Caine, Gary Oldman y Morgan Freeman además del citado Ledger, el sitio IGN realizó un video en el que repasa la creación y el desarrollo del oscuro enemigo de Bruce Wayne.

Para este clip, la gente de IGN no sólo recopiló imágenes del largometraje y del detrás de cámaras del mismo, sino que también se contactaron con John Caglione Jr., quien junto a Conor O’Sullivan fueron los responsables del área de maquillaje de esta producción de Warner Bros. Pictures.

En primera instancia, Gaglione comenzó hablando sobre la idea original que tuvo para el personaje:

“Leí el guion de The Dark Knight sin haber visto la primera de las películas de la trilogía de Chris Nolan. Tenía el sentimiento de que era algo con un look más orgánico y real. No tan de los cómics. Cuando llegué, hablé con Chris, lo conocí y quedó claro que quería un acercamiento más realista con respecto al maquillaje”.

Según el artista, la pregunta en la que basaban su trabajo era “¿Cómo sería si este tipo durmiera con su maquillaje?”. Agregó:

“Vos sabés, cómo sería este psicópata que no se retoca el maquillaje por dos o tres semanas y nunca se cambia la ropa. Ese tipo de detalles orgánicos realmente ayudaron”.

Pero, según contó el ganador del Oscar por su trabajo en la película de 1990, Dick Tracy, el verdadero desafío no fue tanto la creación del look sino su realización, ya que para llevar éste a cabo Caglione tuvo que dejar de lado sus instintos a la hora de maquillar.

“Como artista del maquillaje siempre me entrené para estar en cada pequeño detalle. Y si pensás en el maquillaje de un payaso, en su mayoría son muy detallados, con líneas definidas, pero esto tenía que ser lo opuesto a eso. Tenía que lucir muy venido a bajo, abandonado. Así que mis primeros intentos fueron demasiado perfectos, por lo que de alguna manera tuve que dejar que mi mano fuera libre. Fue realmente difícil hacer eso. Recuerdo que los primeros días en el set miraba el maquillaje y, sin saber el contexto del film en la visión general, lo miraba como un profesional y pensaba: ‘Es el peor trabajo de maquillaje del mundo. ¿Habré estado toda la noche haciendo lo correcto?’. Mirás a los mejores maquillajes [de payasos] en la historia, no sólo al Joker, sino a Clarabell, Emmett Kelly y tantos otros grandes, y siempre tienen un maquillaje muy acertado y preciso, pero, gracias a Dios, todo resultó bien, ¿no?”.

Más adelante en el video, el también ganador del Emmy en 2004 gracias a su labor en la miniserie de HBO, Angels in America, dio a conocer su hipótesis sobre las prominentes cicatrices del personaje:

“Siempre tuve la impresión de que se las hizo él mismo, pero depende de cada uno decidir lo que ocurrió. ¿Fue un castigo? ¿El producto de una situación abusiva? Podría ser que él perdió el límite y se mutiló. Nunca lo vamos a saber a ciencia cierta”.

Por otro lado, Caglione dijo que la experiencia de trabajar con Ledger fue “estupenda” y catalogó al actor australiano como “una gran persona” con la cual “nos divertimos un montón juntos en esa película”.

Además, el artista reveló una de las mayores inspiraciones detrás del producto final que los fanáticos pudieron ver en la película: un viejo truco de maquillaje que se usaba en el teatro de principios del siglo XX con el fin de acentuar los gestos de las actrices y actores.

“No es algo que realmente hayamos inventado. Fue una reversión de viejas técnicas de maquillaje”, señaló.

Sumado a esto, Caglione contó que, para la escena del interrogatorio, implementaron detalles en las cejas de Joker inspirado en el jefe de mozos que Eric Campbell interpretó para la película de 1917 de Charles Chaplin, The Immigrant.

Siguiendo con el tema, el veterano maquillador reconoció la importancia que tuvo Nolan durante el proceso de diseño del personaje cuando, queriendo brindarles algo de inspiración, el director les acercó a él y a Ledger un libro con pinturas de Francis Bacon, un pintor que se caracteriza por los retratos en los que mezcla y desfigura las caras con pintura blanca.

“Creo que fue su manera de decir ‘vamos a difuminar esto, que se pierda un poco. Acá hay un libro, mírenlo. Quizás encuentren algo de inspiración’. Y realmente ayudó. Le dimos la vuelta a la moneda. Él no dijo demasiado, pero esa fue más o menos la manera en la que ocurrió”.

Casualidad o no, en la película de Batman de 1989 en la que Jack Nicholson interpretó al Joker puede verse una pintura de Bacon colgada en el Museo de Ciudad Gótica.

Finalmente, Caglione confesó haber tenido una conversación con Ledger sobre ideas para su personaje que iban mucho más allá de The Dark Knight: “Quería ir al comienzo, al Arkham Asylum. Esa era su idea. No sé si alguna vez habló de esto con Chris [Nolan] o no. Simplemente fue uno de esos momentos privados en la silla con Heath de conversaciones como ‘¿No sería genial retroceder para ver lo que le pasó a este niño, cómo se convirtió en lo que se convirtió y por qué se volvió loco?’. Para él hubiera sido genial volver al Asylum o incluso antes de eso, pero estoy seguro que, como actor, él necesitaba saber el origen de este personaje. Eso era importante para él, así que estaba entusiasmado con la idea de volver en el tiempo, ver cómo se convirtió en el Joker y la evolución del personaje”.

Podés ver el video completo a continuación.