En lo que va del 2018 el cine ha tenido grandes estrenos, películas muy esperadas por el gran público, varias desilusiones y como siempre, esos films que son mucho ruido y pocas nueces. Si bien el año aún no ha terminado y todavía quedan 6 meses para seguir cosechando fiascos, aquí te mostramos 10 películas que encabezan las listas de lo peor del 2018.

Un pliegue en el tiempo (A Wrinkle in Time), de Ava DuVernay.
Disney se tiró a la pileta con una suerte de saga fantástica adaptando las novelas de Madeleine L’Engle. Un gran fracaso ante la crítica y la taquilla que lejos está de crear una saga.

Cincuenta sombras liberadas (Fifty Shades Freed), de James Foley.
Si bien ninguno de los films anteriores fue demasiado magnífico, esta tercer entrega se posicionó como fiasco, incluso para sus más acérrimos seguidores. Ya no queda mucha tela para cortar del best seller que en algún momento apareció como controversial.

15.17 Tren a París (The 15.17 Train to Paris), de Clint Eastwood.
Este film del gran Clint Eastwood trata de un grupo de soldados estadounidenses que frustran un ataque terrorista en un tren. Fue catalogada por la crítica como la peor película de su carrera.

Titanes del Pacífico: Insurrección (Pacific Rim: Uprising), de Steven S. DeKnight.
Si bien la primera entrega de Pacific Rim fue dirigida por Guillermo del Toro y tuvo un buen recibimiento, esta segunda parte parece haber ido demasiado lejos con los ataques alienígenas, recaudando una poca diferencia con el costo del film.

Han Solo: Una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story), de Ron Howard.
El spin-off de Star Wars que cuenta la historia de Han Solo previa a conocer a Luke Skywalker ha significado un gran fracaso de taquilla, aunque muchos fans la veneran. Por su paupérrimo éxito Disney parece haber cancelado muchos de los spin-off planeados para los siguientes años.

Deseo de matar (Death Wish), de Eli Roth.
Protagonizada por Bruce Willis, la película vuelve a poner al actor en una ficción de acción, que parecía ser el género que por tantos años le sentó tan bien. ¿Otro recurso agotado hasta el hartazgo?

Winchester: La casa que construyeron los espíritus (Winchester), de The Spierig Brothers.
A pesar de la presencia de la gran Hellen Mirren en la cinta, los Spierig Brothers parecen que no pueden lograr hacer una buena película de terror.

Sherlock Gnomes, de John Stevenson.
El film animado parece ser una forzada secuela sobre el famosísimo detective, convirtiéndose en una película completamente olvidable. Lo único rescatable: las canciones a cargo de Elton John.

La paradoja Cloverfield (The Cloverfield Paradox), de Julius Onah.
De la saga Cloverfield, el film ha tenido un pésimo estreno en Netflix y ha sido fuertemente criticada por los seguidores de la franquicia. Si bien la película sigue apelando a la ciencia ficción de la más fantástica, parece haber ido tan lejos que se la juzga de sinsentido.

Operación: Huracán (The Hurricane Heist), de Rob Cohen.
Los números de este film sólo confirman una cosa: fracaso total. Con una producción de 35 millones de dólares, el film que intenta retratar un mega robo en el marco de un inminente huracán, sólo ha recaudado 15 millones de dólares.