Un día como hoy, hace exactamente un año atrás, la queridísima y recordada Carrie Fisher fallecía en el Centro Médico de la Universidad de California en Los Ángeles, luego de haber estado internada cuatro días, producto de un ataque cardíaco masivo.

Fisher, quien participó de proyectos como The Blues Brothers y Cuando Harry Conoció a Sally, saltó al estrellato gracias a su personificación de la Princesa Leia Organa en la primera película del universo Star Wars (1977), papel que repetiría en Star Wars: Episodio V – El Imperio Contraataca (1980), Star Wars: Episodio VI – El Retorno del Jedi (1983), Star Wars: Episodio VII – El Despertar de la Fuerza (2015) y Star Wars: Episodio VIII – Los Últimos Jedi (2017).

Su aporte a la saga hizo que la nacida en Burbank, California, se ganara un lugar en el corazón de muchos de los seguidores del universo creado por George Lucas.

A modo de homenaje, Mark Hamill, quien trabajó junto a la actriz en los largometrajes antes mencionados interpretando al legendario jedi Luke Skywalker, escribió en su cuenta de Twitter “En realidad nadie se va del todo”, seguido de los hashtags #AlwaysWithUs y #CarrieOnForever, y acompañando el texto con tres imágenes: un dibujo de Fisher levantando el dedo mayor mientras sostiene un bulldog francés con la otra mano; una foto de ambos en 1977 y una instantánea de la dupla luego de la grabación de Los Últimos Jedi.

Por su parte, muchos fanáticos de la saga también se sumaron a recordar a Fisher a través de la red social del pajarito Larry. A continuación, te dejamos algunos de los tantos posteos.