Compartir

Angels Wear White

Una chica de doce años sale con su amiga y el padrino, quien primero las lleva de paseo y después a un motel donde las viola. Una inmigrante indocumentada de 15 años que cubre a una empleada en la recepción ve la situación por las cámaras de seguridad y lo filma con su teléfono. Una de las chicas le cuenta a sus padres lo que pasó y una vaga investigación policial comienza, pero las pruebas son insuficientes, todos tienen miedo de perder sus trabajos e intentan esconder las únicas evidencias del caso. Angels Wear White es una película sobre la injusticia, la negligencia y la corrupción que va salpicando una por una a casi todas las personas de esta historia. Un relato crudo sobre una realidad que estamos generacionalmente obligados a discutir.

The Valley of Shadows

Con un diseño de sonido eficiente y un trabajo escandinavo de luz, la historia de un niño en busca de un hombre lobo transcurre lenta y sin demasiados episodios concretos. Trasciende en The Valley of Shadows lo fantástico del bosque noruego y la música (Zbigniew Preisner) que sostiene la insuficiente emoción de la película, que aún así, es de agradable contemplación.

A Fabrica de Nada

Lisboa. La película comienza con una escena de sexo que se interrumpe tras una llamada, es medianoche y los compañeros obreros acaban de descubrir un vaciamianto de la fábrica. Casi como un documental, la historia acompaña los días de una fabrica de elevadores que pretende cerrar en plena crisis laboral. Se destacan los diálogos de departamento de recursos humanos, los conflictos que generan distintos acuerdos de compensación laboral y el análisis socioeconómico que en oportunidades llega desde una voz en off. Las distintas perspectivas con sus problemáticas, sus maduras razones y sus expectativas, son expuestas con sensibilidad, servicio de Pedro Pinho en una película que acompaña el benévolo crecimiento del cine portugués.

Have a Nice Day

Nomida al Golden Bear por Mejor película del Festival Internacional de Berlín, Have a Nice Day comienza a ser un famoso thriller animado de una historia que podría ser cliché pero termina por ser un guion atrapante. Un chico escapa con una bolsa de dinero de la mafia para pagarle una nueva cirugía estética a su novia que se hizo una pero no le gusta. Hay algo de Pulp Fiction, también hay una ironía casi cínica. Se destaca la inteligente reproducción de las vagas poses humanas y el siempre entretenido diseño de pósters, carteles y otros detalles que agregan sentido y humor al relato, rompiendo con el minimalísmo general de la animación. También se destaca el soundtrack a cargo de Shanghai Restoration Project, la compañía fundado por Dave Liang. Have a Nice Day es una aventura gangster urbana enriquecida en periplos.

Ash

Ash es un thriller atrapante con un elenco espectacular. El relato no lineal persigue un confuso crimen (un cuerpo aparece muerto en un cine) que tiene por sospechosos a dos buenos amigos que diez años después llevan vidas muy distintas (uno es un reconocido doctor y filántropo con familia, el otro tiene una florería). Se destaca el poder de su definida iluminación (en estos términos Hollywood Reporter la definió como una de las películas chinas más bellas del año), el timing de sus personajes y la excelente predisposición de Xiaofeng Li (director) para evitar la monotonía.