(Esta nota contiene spoilers sobre Deadpool 2, así que si no querés enterarte de nada, te recomendamos no seguir leyendo)

Ryan Reynolds y la Warner Bros. protagonizaron un picante cruce en Twitter en el que el estudio cinematográfico que pidió al actor que devolviera un anillo que éste se quedó luego de la finalización del rodaje de Green Lantern, el proyecto de 2011 en el que ambas partes colaboraron.

El pedido de la compañía propiedad de Time Warner se produjo debido a un chiste que Reynolds realizó en la escena post crédito de su nueva película, Deadpool 2. En dicha parte de la cinta, tras varios momentos en los que Wade Wilson (nombre real de Deadpool, el personaje interpretado por el actor) reescribe la historia con el “reloj” de Cable (Josh Brolin), el protagonista llega uno en el que mata a la persona de Ryan Reynolds cuando este acaba de terminar de leer el guión de Green Lantern y está emocionado con la historia. De esta forma, el largometraje nunca llegaría a hacerse realidad o, por lo menos, no con la participación del canadiense.

Si bien se trata de otro de los ingeniosos chistes de Deadpool, Warner Bros. no se lo tomó a gracia y le escribió por Twitter al nacido en Vancouver. “Lo sentimos, @VancityReynolds, vamos a necesitar el anillo de vuelta” manifestó el estudio y acompañó sus palabras con una foto de la decepcionante película sobre el héroe de DC Comics.

Por su parte, Reynolds, lejos de achicarse, respondió asegurando: “Bueno, si hubiéramos usado un NuvaRing ™ ? en primer lugar, no estaríamos en este lío. # deadpool2”, haciendo referencia a un método anticonceptivo muy popular en la época en la que Green Lantern estaba en plena producción.