Compartir
Foto: AP/REX/Shutterstock

La nueva película de Lars Von Trier, The House That Jack Built, ya está causando controversia, tal como el director nos tiene acostumbrados. En su presentación en Cannes, fue tanto el impacto que causó la historia del asesino en serie protagonizada por Matt Dillon, que provocó que varias personas del público abandonaran la sala al no poder soportar las cruentas imágenes.

En este marco, el director argentino Gaspar Noé, que se encontraba presentado su film Climax, el cual ha recibido muy buenas críticas en el Festival (algo a lo que Noé no está acostumbrado), comentó su apreciación sobre lo nuevo de Von Trier en una entrevista con Vulture:

“¡Me pareció muy graciosa! Lars von Trier tiene un humor muy frío, pero la disfruté mucho. Es como una película de Todd Solondz, muy oscura. Todas las escenas sádicas fueron tan graciosas que las personas se me quedaban viendo porque no podía parar de reír”.

Al parecer, Noé, quien también trabaja desde estéticas transgresoras y es conocido por haber incluido una larguísima escena de violación, se divirtió bastante con lo que otros no pudieron soportar. ¿Sarcasmo o sinceridad?