Si bien estamos acostumbrados a que el cineasta argentino-francés Gaspar Noé profiera comentarios igual de polémicos que la mayoría de sus películas, en esta ocasión es probable que podamos coincidir con la opinión que le ha dado a conocer a la prensa sobre una de las obras más comentadas del séptimo arte, y nos referimos por supuesto a 2001: Odisea en el espacio.

Concretamente, durante una entrevista con el medio Senses of Cinema, Noé reconoció que ha visto más de 50 veces tal largometraje y que quizá es poseedor de la más grande colección de pósters del mismo.

Confesó asimismo que si bien no le pasa lo mismo con toda la obra de Stanley Kubrick, la manera en cómo lo marcó esa pieza audiovisual ha sido crucial en su vida y en su propio estilo. Contó por ejemplo que la primera vez que pudo apreciar tal cinta fue cuando tenía apenas 7 años y vivía en Buenos Aires. Esto señaló sobre lo que recuerda de tal experiencia:

“Caí en cuenta de lo que podría ser un viaje psicodélico, de dónde vino la vida y cómo fue concebida. El origen de la misma”.

Sabemos en todo caso que lo lisérgico y lo onírico hacen fuerte presencia en la obra de Gaspar en la mayoría de sus creaciones, sobre todo en entregas como Irréversible y Enter The Void, de modo que ahora sabemos de dónde vienen algunas de sus influencias.

Luego el director de cine continuó elogiando la citada película de Kubrick al comentar:

“Es sublime. Es casi imposible pensar que alguien fuese capaz de publicar una cinta como esa antes de la existencia de los gráficos por computadora. Era un periodo en el cual las personas aún creían en el cine. Esta obra es una manifestación absoluta y última sobre el poder de la mente por encima de la materia y la tecnología. En términos cinematográficos, Odisea al Espacio es esa manifestación”.

Otro aspecto que le parece destacable a Noé acerca de este icónico filme es el hecho de que también explora la psicología humana, más allá de ser una pieza de sci fi, lo cual le parece realmente importante:

“Pasamos una tercera parte de nuestras vidas, o quizá un poco más, durmiendo. Así que existe la vida consciente y la inconsciente, y para mí, la tercer parte de Odisea en el Espacio lidia con lo inconsciente, lo enorme, la vastedad de nuestro inconsciente, tan vasto como el espacio exterior”.

Alcanzamos incluso a vislumbrar un atisbo de humildad por parte de Gaspar cuando le preguntan si sus largometrajes buscan lograr reflexiones parecidas a los de Kubrick, porque entonces el cineasta argentino comentó que él es gnomo en comparación a Stanley que hizo “LA película”, puesto que a su parecer él logró algo mucho más adelantado a su época que dejó a todos maravillados, por lo cual no titubea al describir a esa creación como “absolutamente majestuosa”.

Por todo lo anterior podríamos decir que esta opinión del autor de Climax coincide bastante con la visión de Cristopher Nolan.