Sin lugar a dudas, Star Wars y Harry Potter son dos de las franquicias más grandes en la historia del cine. En el apartado de fanáticos, ambas sagas supieron ganarse el corazón de cientos de millones de personas y es imposible calcular cuántos seguidores tiene cada una. Pero, ¿cuál domina en las taquillas?

Con el lanzamiento de The Last Jedi el mes pasado y sus 1.108 billones de dólares en ganancias a nivel mundial, la creación galáctica de George Lucas logró superar en cantidad de dinero generado a las adaptaciones cinematográficas de los libros de J. K. Rowling.

De esta manera, la serie de films de Star Wars, que consta de 10 largometrajes, llegó a los 8,55 billones de dólares, ubicándose en el segundo lugar del ranking de las franquicias más taquilleras de la historia y relegando a Harry Potter y sus 9 películas al tercer puesto con 8,53 billones.

Aún así, habrá que ver cómo sigue esta historia cuando Solo: A Star Wars Story y Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald se estrenen en mayo y noviembre de este año, respectivamente.

Mientras tanto, en un cómodo primer lugar se encuentra el Universo Cinematográfico de Marvel que, con 17 films en su haber, cosechó más de 13,5 billones de verdes.