Compartir

En los últimos años, el nombre de Christopher Nolan se ha vuelto sinónimo de palabras mayores en Hollywood dado el éxito conseguido por el director gracias a largometrajes como Inception, Interstellar, su trilogía de Batman y, más actualmente, Dunkirk.

En un reciente diálogo con Glenn Whipp de Los Angeles Times, Nolan, quien es fanático de Stanley Kubrick, no sólo habló de diversos tópicos, sino que también dio su opinión sobre por qué 2001: A Space Odyssey (uno de los films más importantes de Kubrick) debería ser vista en la niñez.

Consultado por Whipp sobre si había hecho que sus hijos vean 2001 cuando sólo tenía 3 y 4 años, el director contestó: “Lo hice. Creo que son capaces de absorberla en su nivel más importante a una edad temprana”. Acto seguido, confesó:

“Eso fue lo que me pasó a mí. La vi cuando tenía 7 años y ese es el nivel al que opino que funciona mejor: puro espectáculo cinematográfico. Quedé extremadamente desconcertado, pero también excitado”.

Luego, el nacido en Westminster, en el centro de Londres, explicó: “Cuando la gente habla de la edad para ver una película, parte de lo que están preguntando es: ‘¿Cómo analiza el contenido un niño de 7 años?’. Y si ves 2001 y reflexionas sobre ella, no podés analizarla de ningún modo, como adulto. La experiencia es la clave. Vi Star Wars cuando tenía 7 años y la película lo cambió todo para la gente de mi edad. Reestrenaron 2001 sobre la base de ese éxito y fui a verla con un puñado de amigos. Todos tuvimos la misma respuesta: ‘No sabemos qué diablos significa, pero es excitante’. Sólo queríamos naves espaciales, el espacio exterior, la experiencia de abandonar la Tierra. Por eso, cuando la gente lee cuentos de hadas y ve películas como El rey león, Mary Poppins, El mago de Oz y 2001, las experiencias elementales no están separadas por millones de millas a cuando eran jóvenes”.