Compartir

En una reciente entrevista con el medio español El País, la reconocida directora argentina Lucrecia Martel habló sobre su más reciente película Zama, que se estrenó comercialmente este fin de semana en aquél país después de su paso por festivales.

La entrevista se centra en el proceso de trabajo que significó la adaptación de la novela de Antonio Di Benedetto, desde su concepción después de descartar la adaptación de El eternauta hasta su estreno en Venecia luego de que fuera rechazada en Cannes.

Hacia el final de la nota se aborda el tema del entretenimiento dentro de una obra fílmica, que pareciera ser una obligación hoy para estar dentro de los cánones de la industria. El periodista Javier Rodríguez Marcos apunta a que “vivimos en la dictadura del entretenimiento”, a lo que Martel responde:

“Sí. Y las series de televisión ahondaron en eso. Yo me la paso hablando de las series con espanto porque la gente no se da cuenta de que son un retroceso. La televisión mejoró, cierto. Basta comparar Dallas con Breaking Bad. Pero en términos narrativos de imagen y sonido, lo que se había conseguido ya con los documentales y ciertas películas era más rico que lo que están haciendo las series, que son otra vez el puro argumento, una estructura mecánica y decimonónica por más que esté bien hecha. Las series nos han devuelto a la novela del siglo XIX. Es fruto del momento conservador que estamos viviendo. Se arriesga menos”.

Podés leer la nota completa en este enlace.

Nuestra elegida para los premios Oscar, aunque finalmente no quedó, “representa una excelente adaptación tanto literaria como histórica con actuaciones de gran nivel, profundidad en su narración con una fotografía más que imponente”, decíamos en la lista de las mejores películas del año.