Compartir

Una extrañeza que no puede pasar desapercibida porque películas de vampiros siempre sobran en el mundo del cine pero pocos han dormido tan profundamente como este Drácula de Campana.

El cortometraje fue filmado en 1972 y de ahí la película quedó guardada quizás en un cajón, quizás en un ropero, quizás ni siquiera quedó guardada pero aún tirada a la basura, fue encontrada y llevada a las manos de un gran coleccionista como lo es Boom Boom Kid; quien quedó fascinado con un fotograma en Super 8, el rostro de Drácula mirando al vacío y tal fascinación se propagó por todo el material. Nekro también es de Campana y esta coincidencia hizo que enseguida busque un acompañante: Zurita, para llevar acabo la aventura de volver a darle vida a un monstruo de su tierra que ya estaba muerto perdido por el paso del tiempo, cubierto de polvo y a la vez su director: Titi Ramirez, también muerto. El homenaje de revivir dos historias en un solo ataúd de doce minutos.

La recuperación de un material perdido y resignificarlo, como un coleccionista empedernido, a la manera de Joseph Cornell o John Cage, grandes extravagantes de la recolección; Boom Boom Kid en este caso con la musicalización que acompaña perfectamente la atmósfera con el uso de sintetizadores y algunos instrumentos que parecen juguetes le dan fuerza a una historia donde prevalece un estilo expresionista llevado a tonos pasteles sombríos. La intención de abrir un ataúd para que salga la sombra caminando es similar a la de abrir el cajón para volver a darle vida al film. Es como una película zombi, si así se le puede llamar, ya que volvió a la vida después de muerta en una época oscura del país. La época mas oscura donde los vampiros se mostraban a la luz del día mientras los verdaderos Dráculas tenían que dormir.

El cortometraje tuvo su estreno en la edición anterior del Festival de cine de Mar del Plata y hace unas semanas fue subido a YouTube para su visualización. Boom Boom Kid y Zurita se encuentran trabajando en un documental que nos acerca aun más a este extraño material cinematográfico llamado “¿Qué clase de joven le abre las puertas a un vampiro?”