Hoy se estrenó en nuestro país Ocean’s 8, el spin-off de la saga del director Steven Soderbergh, que se aleja sus tres largometrajes previos dejando atrás la crew masculina encabezada por Danny Ocean (George Clooney) y dándole paso a un grupo de mujeres comandado por su hermana Debbie (Sandra Bullock).

Coincidiendo con esta época de tanto empoderamiento femenino en muchos ámbitos sociales y en la etapa de auge del movimiento #MeToo, Ocean’s 8 no tiene nada que ver con esas películas que relegan a las mujeres a papeles secundario y hasta caracterizaciones de personas débiles que deben valerse del hombre para alcanzar algo. Nada más alejado a eso.

En este film dirigido por Gary Ross y producido por el mencionado Soderbergh, Bullock junto a su equipo formado por Cate Blanchett, Sarah Paulson, Rihanna, Mindy Kaling, Awkwafina y Helena Bonham Carter se muestran seguras, determinadas y con todas las capacidades necesarias para cumplir su misión: robar un collar Cartier de 150 millones de dólares la noche de la Met Gala (evento organizado en la vida real todos los meses de mayo por Anna Wintour, la editora de la revista Vogue) en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Para lograr su cometido, Debbie y las suyas no utilizan armas, ni explosivos, ni nada por el estilo, sino simplemente sus conocimientos y habilidades, apartados en los cuales no tienen nada que envidiarles al equipo de Danny, nuevamente poniendo a la mujer en un posición, lamentablemente, muy poco vista en el día a día de la industria cinematográfica y enviando un fuerte mensaje.

“Es interesante ver que hace dos o tres años, eso parecía imposible”, mientras hoy “uno se dice: ¡Pero seguro! Pienso que muchas cosas han cambiado”, dijo Cate Blanchett, quien encarna a Lou, el alter ego de Debbie. .

“No hay que subestimar el poder de la representación visual”, añadió Anne Hathaway, que le da vida a la estrella Daphne Kluger, la cual portará en la película el deseado collar.

“A una pequeña de ocho años” que podría ver el filme, “no le decimos que haga carrera en el crimen, sino que haga lo que quiera (…), que hay espacio para ella”, aseguró la actriz.