Jia Zhangke es uno de los directores de cine independiente más reconocidos del mundo. Con fuertes influecias del nerorralismo italiano, Zhangke atiende y reproduce historias de la clase trabajadora china, en zonas rurales y en ciudades complejos que experimentan acelerados cambios en la búsqueda de su desarrollo económico. Este movimiento de “cine urbano” o de urbes en desarrollo lleva el nombre de Sexta Generación del cine chino, y en ella están los mejores graduados de la Beijing Film Academy en los ’90, aquellos que videocámara en mano, fundaron el cine independiente en China.

Generalmente los personajes de Jia Zhangke no comprenden la época en que les ha tocado vivir, no son capaces de tomar decisiones, los relatos son historias “minimalistas”, relatos débiles pero con una estructura muy fuerte, con un uso muy frecuente de elipsis temporales. Características muy comunes en los directores de la “Sexta Generación”.

Ganador del Leon de Oro (Venezia) por Still Life y del mejor guión de Cannes con A Touch of Sin, Jia Zhangke es reconocido y admirado mundialmente. Tan admirado que Walter Salles le dedicó su última película Jia Zhangke, A Guy from Fenyang (2016).

Jia Zhangke en el Festival de Cannes 2017, edición en la que es jurado

Con Marco Müller (Director del Festival de Venezia) como director artístico del festival, Pingyao International Film Festival está siendo desde el 28 de octubre hasta el 4 de noviembre un festival internacional de cine de alta categoría en un pueblito, en una antigua ciudad amurallada. Y alguna de las mejores películas de los festivales de cine de Cannes, Venecia, Berlín, San Sebastián, Sundance y Toronto hoy se están proyectando en un modernas salas adentro de edificios que pareces antiguas fabricas, y directores revelación que están siendo justamente galardonados por sus primeras o segundas películas hoy están acá, respondiendo por igual las preguntas de la RAI TV y las de los vecinos de esta pequeña ciudad que es Pingyao. Además de asistir a proyecciones y rondas de preguntas, uno puede acceder a un workshop con el mítico John Woo (ej: Misión Imposible II), recibir clases sobre “cómo ser justamente remunerado como escritor” y disfrutar de las distintas exhibiciones públicas.

Es por todo esto que PYIFF tiene destacada importancia para el cine independiente, y lo tiene también, para muchos productores e inversores que vienen al encuentro de este cine, el cine que más nos gusta ver crecer.