Compartir

El próximo proyecto de Quentin Tarantino empezó a tomar forma, ya que, según informa el portal Deadline, Sony Pictures habría obtenido los derechos para financiar y distribuir el futuro film del director que empezaría su producción a mediados del 2018.

Aún sin nombre definitivo, la nueva película del nacido en Knoxville, Tennessee, estará ambientada en Los Ángeles durante 1969 y una porción tratará sobre los asesinatos de Sharon Tate y otras cuatro personas cometidos por la familia Manson.

“No es sobre Charles Manson, es sobre 1969” se encargó de aclarar Tarantino al medio IndieWire, quien también manifestó estar cortejando a Margot Robbie para que acepte encarnar a Tate.

Por otro lado, Deadline también reporta que aquellos que han tenido la oportunidad de leer el guión de la película la han comparado con Pulp Fiction, haciendo hincapié en su “fuerte atractivo comercial”. Además, el medio fundado por el periodista Nikki Fink, hizo trascender la información de que el presupuesto para llevar a cabo el film sería de unos 100 millones de dólares y que Tarantino también le habría ofrecido papeles a Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Tom Cruise.

De cumplirse lo expresado por Quentin a finales del año pasado en la conferencia creativa de Adobe Max en San Diego, este sería el anteúltimo largometraje del director, quien tiene pensado retirarse luego de completar su décimo proyecto.

La película basada en 1969 será la primera producción de Tarantino que no involucre a las compañías Miramax o The Weinstein Company. Según Deadline, el también actor de 54 años tenía pensado volver a trabajar con su amigo Harvey Weinstein, pero se habría visto obligado a cambiar de parecer ante las acusaciones de abuso sexual recibidas por el productor.