Compartir

En Paraguay se llevó a cabo El Festi, primer festival de cultura independiente a beneficio en Shamrock, cumpliendo las expectativas previstas tras juntar a los artistas más representativos de la escena indie del país. El evento, que supo apreciar a la banda internacional Las Piñas, reconoció a aquellas que ya salieron del país como Fuzzkrank, Eeeks y Luisonz; y también supo apreciar a las más emergentes, desde Tender Cage hasta Rollerqueen en el side show. Además, durante cada presentación, cada artista contó con la interpretación de un clip en lenguaje de señas, para que la música llegue todos.

Cerca de las 4 de la tarde del domingo caluroso que ambientaba el clima de la jornada, The Bacalaos tomó el papel ya conocido (así como en el 2014 con El Mató A Un Policía Motorizado), haciendo fácil lo más difícil: dar inicio a un día único.

The Bacalaos – Foto: Majo Válido

Luego, tras 50 km de viaje, llegaría desde Caacupé The Carrulims. Acostumbrados a viajar hasta Asunción, lograron recorrer con el público diferentes sitios haciendo conocer su propuesta en cada estación del show mientras de a poco llegaban más pasajeros al festival.

The Carrulims – Foto: Majo Válido

Acto seguido, Tender Cage hacía su presentación tras conocer solamente su primer single The Man From Earth. Con un frontman, que a pesar de contar con un yeso en una de sus piernas, subía al escenario a lo Dave Grohl para darle voz al prometedor quinteto.

Tender Cage – Foto: Majo Válido

Mientras caía lentamente el sol en Asunción y la noche ganaba espacio, Capitán Kafka aguardaba por su baterista, Androide, frontman de Vecindad Autopsia (banda destacada del punk en Paraguay) que llegaba desde Sao Pablo justo a tiempo. Con cerveza en mano, sobre el escenario, fomentaron saciar la sed con el punk para comenzar a agitar el ambiente.

Capitán Kafka – Foto: Majo Válido

Puntualmente a las 8 de la noche no alcanzaba un vaso de cerveza para sobrellevar el festival, así fue que la marea comenzó a subir al ritmo de Eeeks. Con fecha próxima a estrenar su nuevo álbum de estudio, refrescaron la jornada con temas nuevos, sorprendiendo y acumulando gente frente al escenario principal.

Eeeks – Foto: Majo Válido

Más tarde, Luisonz encendió la mecha que derivó al tumulto. Psychobilly desde la cabeza hasta los pies. Una ideología bien marcada que pretendía hacer lo suyo, levantando aún más la noche y uniendo a la fiesta a los representantes de la Primera Escuela Paraguaya de Sordos. Todos haciendo el todo.

Foto: Majo Válido

Luego de lograr uno de los puntos más altos de la jornada, Antonela y Sofía subían al escenario con un invitado especial, Joaquín, bajista de Eeeks, para sumar a otro gran surfista hacia las olas de Las Piñas. El calor prevalecía al punto de notarse en Antonela, incentivando a sacudir toda la costa del escenario y así zambullirse en las aguas de un público caluroso. Más tarde, fue el turno de Ana Díaz, baterista de Eeeks, haciendo un cuarteto sobre la pista tropical. Todo ese instante desbordó hasta mojar el grito de “no te comas los surfistas”, culpando al tiburón.

Las Piñas – Foto: Majo Válido

Quién mejor, para finalizar El Festi, aquellos que ya supieron compartir escenario con Las Piñas, manejar el trance de una noche única y esperada. Fuzzkrank, en vez de subir al escenario bajaba de él, literalmente. Entre tanta agua acumulada, ciertos equipos de sonido no soportaron dicha experiencia costera. Aunque el fuzz maneja una corriente alternativa sabiendo arreglárselas de todas maneras y de concretar un festival que necesitaba de su público y viceversa. Ya con los equipos reajustados, directo desde los amplificadores, Fuzzkrank hizo sonar todo Shamrock demostrando sin filtro su “fellying” real.

Fuzzkrank – Foto: Majo Válido