Compartir

Destrucción Masiva es un festival de metal que se realiza desde hace ya 13 años en esta paradisíaca isla. Lejos de la cuna del merengue, la bachata, el reggaeton y el dembow, en República Dominicana existe una escena que está creciendo año tras año, y este festival que viene moviendo rompió la liga. Con más de 10 bandas en escena, el domingo 11 de diciembre y con producción de Camden y Santuario, empezaba este religioso evento que tuvo lugar en un predio por Av. G. Washington y Máximo Gómez en Santo Domingo.

A partir de las 11am las puertas estaban abiertas y la gente ya empezaba a caer, y aunque el clima al principio no ayudaba, nadie le paró para ser parte de este culto metalero. Entre las bandas que abrieron este extenso telón se encontraban Metalurgia, una de las más nuevas poniendo su metal instrumenta; Dimablos con un poco de psicodelia versátil; Agatha, otra banda también dominicana de metalcore; Desorden, rapcore metalcore, banda que está en escena desde el 2000; La Armada, hardcore punk formados alrededor del 2001, dominicanos y residentes en Chicago; Santuario, legendaria, desde 1999 y un baterista que da para hablar, Kanky de Soulfly. Marfedelom y su deathmetal; Ethernal; Mandarria; Klaustrophobia y Antihippie, más narcometal. De las internacionales pasaron los Lemmiwinks de Panamá, y Mamá Ladilla de España.

Estuvimos hablando con algunas de las bandas que hicieron masiva esta destrucción.

Antihippie


Jehison (cantante): Destrucción Masiva es lo máximo, ahora bajando del show siento pilas de adrenalina todo bien, nitido… hemos disfrutado pilas, estamos super super excitados, super contentos, excitados y sin camisa (risas),

¿Cómo vieron las bandas y la escena en el transcurso del día?
J: La escena metalera… ya no hay que hablar de eso, está creciendo demasiado, hay que aprovechar el momento en República Dominicana. Ahora mismo es el momento, la gente sabe. Mirá como esta quedando de lindo, ya la gente sabe que la escena metalera esta puesta.

Además del Destrucción Masiva, ¿que otros proyectos tienen?
Radi (guitarra): Nosotros tenemos El Tripletazo, es tradición después de cada Destrucción Masiva. El primer viernes posterior hacemos en Santuario (legendaria sala de ensayo), un concierto con tres de las bandas, y yo creo que este año es con La Armada que lo vamos a hacer, ellos van.

Ustedes están desde el 2013 juntos, su género es “narco-metal”. ¿Qué me pueden decir de eso en República Dominicana?
R: Bueno ese género se lo inventó Jehison (risas).
J: Lo que pasa con Antihippie es que narco-metal al principio era narco metal satánico, pero como que yo me quite de zatán porque no me daba dinero, no me daba nada. Lo de narco-metal fue un proyecto formado con Radi, un buen amigo mío desde pequeño, y ha avanzado lindo, ahora somos una banda, al principio eramos él y yo, pero entonces ahora ya sí somos una banda junto a Freddy y Mario.

También nos estuvieron contando que el disco sale en el verano de 2017 y que se llamará Narco-estado.
Freddy (bajo): Lo que vamos a hacer ahora es publicar el disco completo, porque solo tenemos un EP. El disco viene en 2017, posiblemente febrero o marzo, y después de este, ya vamos a grabar el otro, así que la gente lo que tiene es que esperarse y agacharse a lo que va a salir.

Y la última: ¿son Antihippies de verdad?
Mario (batería): No, para nada, aquí toditos somos hippies, incluso Jehison, el cantante, aquí es el rey de los hippies (risas).

Lemmiwinks (Panamá)

Cuéntennos un poco de la banda, de la movida de Panamá, ¿qué hacen acá tocando en el festival?
Bueno nosotros vinimos hace como un año y medio, a un festival feísimo, y la acogida fue increíble, la verdad nos encantó la gente, nos encantó la vibra y el lugar. O sea que nos invitaron para el Destrucción Masiva y era un sí rotundo. La pasamos super bien aquí, la gente es super cool y divertida.

¿Qué les pareció la escena, lo que trajo este festival? Que hoy en día ustedes puedan salir de Panamá y estar acá…
Me parece la mejor escena en Latinoamérica, me parece que la gente es buenísima, siempre apoya un montón, siempre presentes saltando y gritando, me parece perfecto.

Cuéntenos, ¿cómo se forma Lemmiwinks? ¿Hace cuánto que están juntos?
Lemmiwinks tiene 10 años de estar juntos. Comenzamos en el 2006 como un proyecto de 4 canciones para romper la paciencia, sabés. Y se convirtió en una banda muy especial, una banda de hermanos que siempre lo hacemos por las razones correctas y con mucha integridad, sin ningún ánimo de fama ni de lucrar ni nada así, honestamente es algo de nosotros y creo que a la gente le gusta porque a nosotros nos gusta.

Ayer me contaban que era la primera vez que tocaban los tres porque el bajista se dañó por jugar al basketball y ser muy deportista (risas). ¿Cómo lo llevaron?
Nuestro bajista nuevo es bastante deportista, el Pelado juega basketball y se rompió no uno, sino dos brazos. O sea no había forma, con uno de repente puede tocar el bajo, pero con dos no había forma de que pudiera tocar, entonces empezamos a ensayar como trío hace una semana realmente. Y es otra cosa, pero tiene otra sensibilidad, y no sé… ya la banda tiene tanto tiempo que la química está ahí.

¿Que diferencia notan de lo que es la escena panameña a la escena dominicana? ¿Qué les parece el festival?
Creemos que es un poquito más masivo que el público de Panamá, también es un poco más pesado, volveríamos todos los años si nos invitan, sabes… Si la música es buena, el público reacciona de una vez. El panameño es un poco más malcriado, más pasivo, se ponen de lejos y te miran, acá la gente quiere tripear, esa es la diferencia. Es por eso que nos encanta este país. No solo es la escena de rock, sino también es la gente en general, todos los dominicanos tienen una onda muy positiva, muy alegre que es afectuosa, y por eso es que nos encanta venir acá.

¿Cuáles son los discos que tienen editados?
Tenemos dos discos: uno que se llama Peludo, del 2009, y el segundo del 2014 se llama Lo Creatura, que también salió en vinilo. Estamos por grabar un EP, de hecho en Panamá estamos construyendo el primer estudio análogo en todo el país. Nos ha tomado 7 años poder llegar hasta ahí, comprando piezas por todos lados, así que el próximo EP lo vamos a grabar en cinta que es algo que siempre hemos querido hacer y eso es lo que viene.

Mamá Ladilla (Madrid)

¿Que se siente estar en el Destrucción Masiva?
Pues una puta pasada, o sea increíble… no sé qué decir, ha sido una experiencia muy buena, ha sido una gira increíble, y terminar así es lo mejor que nos podía pasar yo creo.

Sabemos que ustedes tienen un trayecto un poco más extenso, ¿qué estuvieron viendo en diferentes escenas ahora que estuvieron de tour?
Bueno, ha habido varios cambios en la formación, al principio estaba yo con Cerdos y con Jona, que son hermanos y que eran los miembros originales, y luego fueron entrando otra gente, y ahora estoy aquí con Damián y con Sergio, que llevamos juntos como dos años o tres por ahí, y ahora esto está empezando a sonar bien prieto, a tirar para adelante años, que es lo que nos hace falta.

¿Como los recibió la isla, se imaginaban este festival?
Pues la verdad es que nos ha sorprendido yo creo que gratamente a todos, porque venimos de una gira, pues parte de Norteamérica y México y hemos estado en muchísimos locales, y salas, etc. y venir a cerrar acá es, como dijo Jorge, un broche de oro. Este festival está tan bien organizado, con un cartel tan extenso y tan bueno. Ahora lo bueno de un festival es que no solo que venimos a trabajar sino es que trabajás y luego es que te lo pasás bien, así que ahora a disfrutar con las demás bandas.

La pregunta que les hacemos a todas las bandas: ¿cuáles son lor próximos planes? ¿Proyectos? ¿Discos?
Ahora mismo volver a casa, pensar en todo lo que hemos hecho, y ya después de alguna forma empezar a girar otra vez por Madrid. También tenemos un musical basado en canciones de la banda que se estrenó en noviembre en España. Tenemos ganas de hacer fechas allí, y sacar disco nuevo, ahora mismo estamos con muchos frentes abiertos y esperamos poder sacar todo lo antes posible y que la gente lo reciba bien.

Santuario

Kanky y Javier de Santuario me dijeron que esto era el final… ¿La última tocada?
Eso es un mito. Santuario es algo que va a ser siempre, no somos una banda activa cien por ciento, pero siempre vamos a seguir tocando, creo que aunque tengamos 60 años nos juntaremos y seguiremos tocando. Todo lo contrario, estamos con cosas nuevas y ahora es que vamos a despegar.

Siendo una banda dominicana y de la escena, ¿cómo vieron esta edición del Destrucción Masiva?
DM siempre es algo muy especial, siempre estamos esperando esa cantidad de gente y esta vez el show estuvo increíble. Teníamos muchísimo que no tocábamos y más con el Kanky, so fue una experiencia increíble.

Cuéntenme la conexión de Kanky de Soulfly con Santuario?
Kanky: Mi primer banda de heavy metal fue Santuario, con Santuario es que aprendí a tocar heavy metal, hace 16 o 18 años. Yo me mude a EE.UU. hace 11 años. Allí hice muchas giras con muchas bandas y llevo ya 4 años haciendo gira con Soulfly entonces sigo viviendo allá, pero queríamos hacer este show reunión y seguir haciendo cosas juntos, como yo no estoy siempre full time con Soulfly, cada vez que se pueda vamos a seguir haciendo toques juntos. Santuario es algo que llevamos los 4. Santuario no es una banda, es una hermandad. Sabes que D.M lo empezamos en una casa, siendo algo muy pequeño, y de ahí comenzamos los shows, era como una oportunidad de darle a las otras bandas de poder tocar juntos, porque no había un circuito de nada para esa época para el rock pesado, te estoy hablando de finales del ’99, que fue en el luperón.

¿Por qué creen que la gente tienen que venir al D.M y darse el show?
Es el mejor show de heavy metal de la isla, en cuanto a producción, en cuanto a bandas, en cuanto vibra, todo el mundo aquí quiere gozarse su show. No todo el año tienen shows tan bien organizado como este.
Jehison: Es increíble tocar después de 8 años juntos la última vez, yo lo disfruté, no sé ustedes, increible estar en tarima con ellos. Se siente como el primer dia, cuando estábamos bien jovencitos y le dábamos y ensayábamos, recién empezando. Hoy se sintió igualito, como cuando Kanky no sabía tocar con doble pedal, cuando Javier no sabía afinar, fue lo mismo, pero con muy buena onda, tocamos perfecto.

La Armada

¿Por qué La Armada son dominicanos pero residen en Chicago?
Para la gente que no lo sabe, La Armada tocó en República Dominicana por 8 años. Desde el año 2000 hasta el 2008, por ahí. La razón por la cual estamos ahora en Chicago fue que agotamos los recursos de aquí. Es una ciudad muy pequeña, solo se puede tocar en una ciudad, teníamos muchos contactos internacionales porque movíamos material autogestionado de bandas de fuera, y en el año 2007 decidimos hacer la travesía y mudarnos, para expandir nuevos horizontes y para llevar la música a otro nivel.

Ustedes que ya estan tanto tiempo viviendo afuera, ¿como ven la escena hoy, estando en DM?
Súper fuerte, súper fuerte, aquí la música extrema y pesada siempre ha sido popular, dentro de lo que cabe verdad, para un país pequeño. Pero esfuerzos como estos que conllevan muchos sacrificios de parte de los organizadores y de todo el que ayuda, son esencial para que la escena siga creciendo. O sea que realmente volver y ver tantas personas en un concierto tan emocionadas, es demasiado gratificante para nosotros. Y esperemos que la gente, siga apoyando estos eventos de alta calidad, porque de verdad hay un público sediento por ver este tipo de música en tarima. Y nosotros estamos super contentos de ver la escena progresar y a la vez de formar parte de ella.

¿Cómo están hoy posicionados como banda?
En los últimos años no hemos parado, nos la hemos pasado de tour extensivamente por EE.UU, donde residimos. Fuimos a México un par de veces, fuimos a Canadá también. Ahora mismo en lo que la banda está concentrada es en hacer y escribir música nueva, grabar disco nuevo para el año que viene quizás y quién sabe quizás ir a Europa y tocar en algunos festivales por allá. Ir a Latinoamérica y Europa para el año que viene.

Cuéntenme del tema “El Cardenal“.
Bueno, para la gente que tal vez no lo sepa, las personas que crecieron en nuestra generación, sufrieron muchos atropellos, de parte de la iglesia católica. La gente que estaba metida en rock y en metal, se la catalogaba como satánicos, como drogadictos, como delincuentes y vagos. De parte de la iglesia se ha discriminado a los homosexuales, se ha discriminado a la mujer, y son cosas que chocan con la ideología de La Armada por eso hemos estado siempre abiertamente en contra del cardenal de la iglesia católica.

¿Por qué le tiran tanto al gobierno y a la política de acá?
Es inevitable si vivís en una sociedad como la de República Dominicana. La rama de la música que nosotros trabajamos; el punk rock, el hardocre punk, es una música que siempre ha estado llegada con la política, con la autogestión, con el ateísmo, y siempre nos identificamos con temas políticos, durante muchos años trabajamos organizando la gente que trabaja el arte, la gente que trabaja música subterránea y ya es una tradición con La Armada.

Todas las fotos por:
José Eduardo Durán
Edgar Nuñez
Erica Suelen De Sousa