Compartir

A pocas semanas de coronar otro año de logros y satisfacción, la banda símbolo de la cultura independiente en nuestro país dio su anteúltima fecha en el oeste del Gran Buenos Aires. Junto a Mejor Actor de Reparto y Serán del Volcán, los chicos de El Mató a un Policía Motorizado hicieron vibrar el Auditorio Oeste de Haedo en un show a puro pogo y alegría.

La cita comenzó pasadas las 20 horas del sábado, en esta ocasión en el lado B del Auditorio Oeste, un espacio mucho más íntimo destinado a disfrutar de la mejor música con la banda más cerca, sin vallas y un sonido más sólido. Mientras el lugar comenzaba a llenarse, nos dimos una vuelta por la parte superior donde se encontraban las tres bandas protagonistas de la noche.

Primeramente, tuvimos la posibilidad de cruzar unas palabras con la China Bernardos, cantante de Serán Del Volcán, un incipiente grupo de rock psicodélico que en poco tiempo han logrado cautivar al público y organizadores de la movida independiente. “Nosotros debutamos el 19 de diciembre del año pasado. Hace menos de un año que tocamos y no paramos nunca y cerrarlo acá en el Auditorio con El mató es la cereza del postre”, nos contó ella. En estos momentos la banda se encuentra grabando su primer disco junto al productor Agustín Morsan y hace unas semanas vieron la luz sus dos primeros videos: “Sacamos dos videoclips en vivo en el Roxy y la respuesta del público fue impecable, a los dos días tuvimos más de 2 mil visitas. Nosotros ni nos imaginábamos. Y es todo a pulmón, con mucho ahorro y esfuerzo. No tenemos ni sello ni representante, somos totalmente independientes”, asegura.

En la otra punta de la terraza del Auditorio los chicos de El Mató observaban atentos cómo Santiago Barrionuevo, también conocido por todos como El Chango o Santiago Motorizado, se disputaba un feroz partido de ajedrez. Finalmente y luego del triunfo, nos acercamos a él para conocer sus sensaciones ante este 2016 a punto de culminar. Santiago confiesa:

“Fue un año muy bueno, nos dedicamos a presentar Violencia que lo sacamos en diciembre del año pasado y estuvo buenísimo la respuesta que tuvo. Teníamos un poco de incertidumbre en el sentido de que es un disco corto, un EP, y quizá tenía menos repercusión que un disco pero la verdad que tuvo más, mucho más de la esperada”.

Este año, El Mató estuvo recorriendo varios países de Latinoamérica y también el interior del país: “Fue un disco que nos permitió tocar mucho más acá y eso está bueno. Estamos contentos, felices”.

Una de las incógnitas que tienen muchos seguidores es cuando saldrá el sucesor de La Dinastía Scorpio (2012, Laptra), el último largo de los platenses. El Chango nos contó que en enero estarán armando las valijas rumbo a los Estados Unidos, precisamente al prestigioso estudio Sonic Ranch de Texas, donde serán grabadas las futuras canciones del próximo LP. “Vamos a grabar y mezclar ahí todo junto ya que la idea es que cuando terminen las sesiones tener el disco terminado. Tenemos más o menos 20 canciones de las cuales vamos a seleccionar las que mejores queden.”

Considerados por muchos músicos y periodistas como la voz de una generación, el líder de El Mató reflexiona sobre los cambios positivos de la escena indie: “Este año se cumplieron 10 años de Un Millón de Euros y recordando esos tiempos, pensábamos cómo era la situación antes, que nada que ver con lo que es ahora, la cantidad de festivales independientes que hay, de sellos y de bandas que viajan por todo el país. Ahora hay un ida y vuelta entre la movida de Capital y La Plata que cuando nosotros arrancamos era más difícil”. Sin dudas, El Mató es la banda precursora de toda una movida y Santiago se siente un fanático más: “Soy muy fan de todo lo que está pasando en la cultura independiente. Ojalá que crezca más y que tenga más difusión”, expresa con entusiasmo.

La noche comenzó muy arriba con los chicos de Mejor Actor de Reparto como encargados de la apertura. Canciones con sonido potente y letras desafiantes que hablan de desamor: sin dudas Mejor Actor de Reparto es una de esas bandas para vivir en directo. Como broche de oro, el cantante Mauro Duek invitó a subir a tocar al escenario a Julián Desbats de Los Rusos Hijos de Puta. Sonaron las estridentes “Abiertamente Falso” y “El Oscar“.

Continuaron el show los muchachos de Serán del Volcán con su setlist de canciones psicodélicas e intensas. La banda representa un cambio de tuerca en la música indie nacional a la cual estamos acostumbrados y su presencia arriba del escenario, sobre todo con el movimiento de los brazos y la frescura de su cantante, demuestra que tienen un futuro formidable.

Con un auditorio repleto esperando por su llegada, finalmente la banda de La Plata desembarcó en el escenario con su siempre armoniosa melodía de “El Magnetismo“, como esa calma que antecede la tormenta. Le siguieron los temas “Nuevos Discos“, “Violencia“, “El Baile de la Colina” y uno de los favoritos de los fans “El Fuego que Hemos Construido“. Entre medio tuvieron su lugar las canciones pogueras como “Mujeres Bellas y Fuertes“, “La Cobra“, “Sábado” y “Prenderte Fuego“, con la que se retiraron para descansar unos minutos. Pero lo mejor de todo venía hacía el final de la noche. Los chicos volvieron a colgarse los instrumentos para dar inicio con “Rucho“, tema instrumental del EP de Violencia. Sonó “Yoni B” y los saltos y cantos tomaron presencia nuevamente abajo del escenario. Por supuesto que no se iban a ir sin antes cantar canciones como “Más o Menos Bien“, “Navidad en Los Santos” y “Mi Próximo Movimiento“. Y para cerrar una de las noches únicas no podía faltar el hit de “Chica Rutera“. Una sensacional lista de 24 canciones que nos dejó a todos con ansias a la espera de su última fecha del año el 13 de diciembre en Vorterix. Una vez más la esencia del indie seguirá flotando por los barrios del oeste.

Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri
Foto: Luisina María Balestieri