Compartir

Sin exageración, Muta, el último disco de Morbo y Mambo fue uno de los lanzamientos más esperados del año y que casi inmediatamente después de su lanzamiento (que se postergó una semana para ir a marchar por el mes de desaparición de Santiago Maldonado) termino de disparar el éxito local que está teniendo la agrupación de los marplatenses. Fue presentado el viernes pasado en Niceto ante una sala llena y que se derretía a los pies de los músicos. El baile fue constante pero la curiosidad y la apreciación por escuchar estos nuevos temas en vivo también se hicieron presentes, e inmediatamente la grata sorpresa de que estas canciones logran ir un escalón mas arriba interpretadas en vivo.

Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola

Una sorpresiva decisión, para bien, fue no tocar los temas en el orden cronológico que están en el disco, y así permitir que el en vivo se pare por si mismo y tome la forma que quiera. La banda abrió con “Nuevo mood“, que quizás era de los temas nuevos que más se me había personalmente contagiado, y por la recepción de la gente no parecía estar solo. Siguió la presentación de Muta, definitivamente una de las versiones mas interesantes de la banda, mas electrónicos y oscuros que nunca, pero siempre con esa pisca orgánica que le da naturalidad a los temas, que el baile sea incitado por los vientos fuertes y campantes siempre será la característica de Morbo y Mambo. Otro punto importante para notar fue cómo la ausencia de los invitados que prestaban su voz para los temas no fue para nada un impedimento en la ejecución de los mismos. El primer tema sin su vocero fue “Pomán“, que cuenta con Santiago Motorizado. Ante la falta de, se acercó al micrófono un poco tímido Maxi Russo y se puso a cantar. La recepción del público fue suficiente para que se rompa el hielo y entrar en confianza, el tema sonó espectacular. Un imprevisto que tampoco atentó tanto contra la noche fue la ausencia del chileno Andrés Nusser para el tema en el que aparece, “Plan de vuelo“. El músico de Astro no pudo venir porque “se pegó un palo en la bici”. El tema salió con la pista de su voz pero con la expresividad en vivo que se esperaba y fue suficiente para superar el contra tiempo. Otros increíbles momentos donde el público se sumergió fueron “BS80“, “XXY“, pero el nuevo clásico de la banda “Panama” se llevó el galardón al momento de la noche, un tema que ya muchos conocíamos de verlo en vivo, pero que en mi opinión esta vez sonó mas pulido, trabajado y deseado (por los fans) que nunca.

Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola

Después de presentar Muta y un corto break, donde aproveché para mirar las caras sonrientes y atónitas de la gente por lo que acabábamos de presenciar, salió la banda para que la fiesta siga un larguísimo rato con muchos de sus otros temas, que dejaron a la gente con muchísimas ganas de más, ganas insaciables pues la lista eventualmente terminaría. “18 termitas de Morbo y Mambo, eh” exclamó Manu Aguilar antes de revelar que faltaban dos más para así terminar, en mi opinión, una de las mejores presentaciones de un álbum en este año. No le faltó nada y nos dieron incluso de más.

Foto: Julieta Briola

Con lo que me quedo de todo es el planteamiento de a dónde van a llevar estos muchachos su música. El formato clásico de recital le queda muy chico a Morbo y Mambo, la gente pide más y podría seguir bailando por horas, pero eso es de esperar de gente que ha sido invitado a tocar en La bomba del tiempo. Un formato “Boiler Room” de un par de horas de lo que tienen para ofrecer sin duda sería algo muy interesante.

Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola
Foto: Julieta Briola

Foto principal: Julieta Briola