Compartir

Bajo la premisa de presentar en vivo las canciones de compilado“Días de Adolescencia -disco doble editado por Yolanda Discos que incluye versiones de canciones nacionales popularizadas durante las décadas de los 60s y 70s-, se presentaron en Niceto Club trece artistas independientes que colaboraron en dicho trabajo discográfico y que tienen en común cierta afinidad estética/conceptual, orientada al “hazlo tú mismo” y la fascinación por la cultura pop argentina.

La fecha fue programada en colaboración con el ciclo Martes Indiegentes y comenzó poco antes de las 10 pm con la presentación de Pufferfish Crop Circles, que tuvo a su cargo el gran tema de Pappo, “Sucio y Desprolijo”, aunque su cover cambia el género del personaje de la historia y el nombre del tema a “Sucia y Desprolija” e incluye un rap de MAF Muses. Poco después Tani interpretó con su estilo dulce y minimalista un cover bailable de “Salgan Al Sol” de Billy Bond, junto con un par de canciones contenidas en su álbum debut Uturnis. De igual modo, las siguientes bandas ejecutarían la canción que versionaron para el compilado acompañada de un par de temas propios. Así procedió más adelante el show de Parque de Atracciones, con su estilo lofi-surf; al igual que el de La Vida en Familia con su estilo autodefinido como música de living, quienes fueron los encargados de versionar el clásico “Fuiste Mía un Verano” de Leonardo Favio; mientras que La Otra Cara de la Nada, banda liderada por Ignacio Acevedo (conocido también en su formato solista como Ignacio del Pórtico), brindó una despliegue musical cargado de energía e interacción con los asistentes que corearon con ellos “Seminare” de Seru Girán.

Pufferfish Crop Circles – Foto: Norberto Ayala
Tani – Foto: Norberto Ayala
Parque de Atracciones – Foto: Norberto Ayala
La vida en familia – Foto: Norberto Ayala

Más adelante, el recinto terminaría de llenarse de un joven público que apreciaría el show de Nube, banda platense que en el compilado colaboraron con canciones de Tanguito y Manal; así como Fonso entregó un performance apasionado y cargado de humor con su impronta particular oscilando entre el blues, el folk y el indie pop. En todo caso, es digna de mención la participación del saxofón como parte de su banda en vivo ya que le aportó un matiz especial a su set al tratarse de un instrumento tan poco común en la escena del indie pop.

Fonso – Foto: Norberto Ayala

Después también llegarían las puestas en escena de Glass, banda de synth pop conformada por tres chicas, que tuvieron la tarea de tocar “Camino Difícil” de los Almendra; de igual forma, los Coghlan se presentaron versionando “Porque hoy nací” de Manal, acompañados de Ignacio Ayerza como VJ, proyectando imágenes de psicodélicos atardeceres, y a Lema Patela en el teclado, ambos amigos cercanos e invitados para aquella ocasión.

Coghlan (junto a La otra cara de la nada) – Foto: Norberto Ayala

La tanda final de artistas de la noche incluyó a Francisco Villa, quien estuvo debutando en formato solista y tras una intervención en formato monólogo por parte de un amigo invitado al escenario -quién vestido de traje y con vaso de whisky en mano, divagaba acerca de la vida del músico-, interpretó “Hoy Te Ví”, canción incluida en su EP, junto con “El Oso”, canción original de Moris. Uno de los momentos cumbres de la fecha llegó minutos después con la intervención de Renzo Montalbano (foto principal) quien vistiendo una camisa de satén dorada, muy metido en su personaje de galán de la música romántica popular, cantaría “Trigal” del gitano Sandro mientras fumaba. A continuación, llegaría Rodrigo Armando, a quien le correspondió otro gran tema de Almendra, “Campos Verdes” y tocaría asimismo un par de temas de su álbum Lejano Oeste, publicado el año pasado.

Francisco Villa – Foto: Norberto Ayala
Rodrigo Armando – Foto: Norberto Ayala

Ya pasada la medianoche, finalmente vendría el turno de los Gativideo y era evidente que la mayoría de los presentes aguardaban sus canciones para bailar sin inhibiciones, pedido que la banda sin dudas complacería interpretando “Bruce Willis”, uno de sus temas más aclamados y cerrando con una eufórico cover de “A Sex Machine” de James Brown, mientras algunos de sus amigos subieron a celebrar con ellos sobre el escenario, cerrando con un ambiente festivo una fecha que no era solo acerca de la música, sino de la fraternidad y la admiración por las creaciones de los demás.

Foto principal: Norberto Ayala