Compartir

El pasado viernes 10 de marzo se presentó Bestia Bebé nuevamente en Santana Bar, con una concurrencia muy buena. Notablemente, los chicos del barrio de Boedo se están haciendo de su lugarcito y quizás alimentando eso de “clásico” en Ramos Mejía.

La lista fue extensa, compuesta por los clásicos de su joven pero excelente discografía. También hubo mucha interacción con el público, Tom buscó mucho la complicidad y el acompañamiento a la hora de repasar canciones como “Lo quiero mucho a ese muchacho”, “Fiesta en el barrio”, entre otras.

La noche estuvo precaletanda por Perdón Música, una banda de Capital que ya se había presentado en una oportunidad en este escenario, y los chicos de Folie, que vienen de presentarse mucho en Capital, en Mar Del Plata durante el verano, y hace muy poco en el mítico Pura Vida de La Plata. En esta ocasión jugaron de locales para comenzar a despedir su disco La Trampa con esa energía tan eléctrica que los caracteriza con un público que los sigue a todos lados.


El Oeste es una gran comunidad, y los Folie son unos excelentes embajadores del agite que se respira por estos pagos de amigos, fútbol y una vasta generación que tuvo la oportunidad de jugar en la calle de pequeños.

Alrededor de las 02:00, ya con la pista en su temperatura justa, los Bestia Bebé hicieron su show, tranquilos y no tan enérgicos como se sienten en sus discos, pero igualmente creando un clima de intimidad, que un escenario como el de Santana ofrece, al estar tan cerca del público que no hizo faltar el pogo.

La fiesta en el barrio se vivió, como una fiesta de amigos, que es el mensaje detrás de todo esto.

Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri
Foto: Luisina Balestieri