Por Guido Barsi, Edu Benítez y Santiago Sanchez Kutika

10. Papa Pop de Ariel Lopez V

Galería editorial

Memoria festiva y algo irónica de la cultura pop de los años ochenta. Los héroes de la infancia que recupera Ariel Lopez V (Alf, Skeletor , El Zorro, E.T.) se dan cita en este volumen de postales eclécticas ya dispuestas para troquelar.

09. Lo blanco del ojo de Fernando Calvi

La Pinta

Las historietas que conforman Lo blanco del ojo narran crímenes con la precisión de una crónica policial. En esta obra, que homenajea tanto al Giallo italiano como al manga de terror, la violencia (que no es solo física, sino también mediática) se destaca gráficamente a través de un naranja furioso que contrasta un mundo en blanco y negro.

08. Defecaciones Humanas de El Waibe

Wai Comics

Un pibe adicto al PlayStation, que por un evento inesperado se convierte en un gurú que echa mierda de su propia cabeza y cura a la gente. Una Buenos Aires invadida por un grupo de pseudo evangélicos. Esa es apenas la síntesis argumental del contundente y delirante libro de El Waibe, signado por una constante alteración de registros estilísticos que le da al relato una impronta vertiginosa.

07. Los visitantes del agujero del comedor de Federico Reggiani – Ángel Mosquito

Maten al Mensajero

Una invasión de seres alienígenas que aparece en una mancha de humedad en el comedor de una casa del conurbano funciona como trasfondo para una comedia que presenta una serie de personajes memorables que buscan restituir el orden cotidiano preexistente, mientras el contexto no para de enrarecerse.

06. El dormilón de R. Santullo – Carlos Aón

LocoRabia

El entorno post-apocalíptico en el que se desarrolla la obra, deja al lector a merced de su guionista quien maneja a su antojo la narración para revelar la trama en pequeñas dosis, sumándole mayor misterio cuando creemos que lo sabemos todo. Presentando un doble desafío para el lector, no solo descubrir al asesino sino intentar dejar de leer la historieta.

05. Zonzo de Joan Cornella

LocoRabia

Zonzo recopila historietas de uno de los fenómenos virales más destacados de los últimos años. Con aparente inocencia y colores llamativos, el catalán Cornellà (autor de, entre muchas otras cosas, la tapa del último disco de Wilco, Schmilco) muestra el costado oscuro de las relaciones humanas, con personajes que, a pesar de todo lo horrible que les sucede, nunca pierden la sonrisa.

04. El patito Saubón de Carlos Nine

Hotel de las Ideas

Uno de los mejores artistas de estas tierras, Carlos Nine, se nos fue este año. Como si se tratara de una predestinación, Hotel de las Ideas publicó en impecable factura su obra más inspirada, un libro que se merecía una edición así desde su aparición hace más de diez años. El Patito del título es un militante de izquierda, sexópata de ocasión y pendenciero de profesión. En sus manos la posibilidad de revolución es una aventura desquiciada.

03. El cartoonero de Esteban Podetti

Hisotrieteca

El Cartoonero es una antología de biografías e historietas apócrifas (acompañadas por dibujos de un plantel de artistas locales) que, a través de la exageración y la ironía, conforman uno de los libros más divertidos y a la vez reflexivos sobre la creación, circulación y lectura de historieta.

02. El día más largo del futuro de Lucas Varela

Hotel de las Ideas

Ciencia ficción, humor, suspenso, conspiración, traición, crítica social, distopía, aventura, gore, acción, son algunos de los elementos que nos ofrece esta genial obra de Lucas Varela que no le falta nada, ni siquiera las palabras.

01. Fragmentos y distorsión de Iván Riskin

Wai Comics

El libro nos conduce por una recopilación de aventuras sin un eje central, sólo con un objetivo: entretener. El autor utiliza distintos recursos y herramientas que renueva en cada página para no encasillarse y ofrecer una obra fresca, graciosa e imperdible.