“Dibujante malo, músico malo, entrepreneur (no sé lo que significa, sólo lo puse para parecer sofisticado)”, eso dice la descripción de la cuenta de Twitter de Iván Riskin, autor del efervescente y delirante libro Fragmentos y distorsión publicado por Wai Comics.

¿Tus personajes de historieta preferidos?
Creo que mis preferidos son Jimbo, de Gary Panter, el Sr. Rispo, de Diego Parés, o el Dinosaurio Peposo, de Mantrul. Los tres personajes son graciosos. Me gustan las historias que cuentan y cómo están dibujadas, y los autores están un poco loquitos pero son unos amores.

¿El mejor momento del día para ponerte a dibujar o escribir?
Si bien dibujo (en intervalos interrumpidos) gran parte del día, mi momento preferido es postcena (post John Cena) hasta las dos o tres de la mañana. Estoy menos ansioso, más relajado (como dice Björk, “It’s Oh So Quiet“), básicamente nadie te rompe las pelotas (¿menos estímulos? Menos distracciones, sí). A la mañana tengo un trabajo de oficina, a la tarde hay que hacer cosas, así que medio por descarte me queda la noche. Igual re que soy re pajero para “ponerme a dibujar”, tipo, sentar el culo y ponerme a dibujar un comic de una. Me gusta hacerlo por partes, pierdo la concentración y la motivación muy rápido, soy bastante disperso (“Fragmentos y Dispersión”, ROFL).

¿El mejor lugar para ponerte a dibujar o escribir?
Me gusta dibujar en mi casa, en el escritorio de la PC, porque dibujo bastante mientras juego al DOTA 2 (mientras se carga la partida, cuando muero, etc.), o también mientras escucho música o entrevistas a gente que me gusta (que puede ser Philip Guston, Jarvis Cocker, Brett Anderson, Bowie, el tipo este Anthony Fantano con sus reseñas, etc.).
La mesa del comedor también la uso mucho, bah, forman como una especie de L el escritorio de la PC y la mesa, re práctico (véase pajerismo).

¿De qué libro de tus preferidos, te hubiera gustado ser el autor?
De historieta Dingo Romero de Lucas Nine, me parece una genialidad (narrativa y gráficamente hablando). De novelas, Desayuno de Campeones de Vonnegut me super gustó, pero no sé… ¿me hubiese gustado ser el autor de estas obras? Siento que estoy robándole méritos a los autores de esta manera (estúpida y sensual culpa judeo cristiana).

¿Un personaje de historieta que te hubiera gustado encarnar en la vida real?
De los diecisiete a los veintipico flasheaba que quería ser Buddy Bradley de Peter Bagge (tal vez tenía algunos atributos físicos similares), pero en verdad estaba más cerca de ser George Hamilton III. Ahora no sé, me siento un poco como el protagonista de Vida Boa de Fabio Zimbres.

¿El libro de historietas que más te haya flasheado en los últimos tiempos?
Lo último que me flasheó fue un fanzine de Jaca pero no es historieta, entonces voy a decir Tonto, el libro de Abraham Díaz de Ediciones Valiente. También el último comic de Paula Puiupo, Gume, que todavía no salió en el país pero conozco una editorial argentina que está tramitándolo. Vale la pena decirlo: de lo que se publica acá en el país de historieta poco y nada me hace flashear (no son cosas malas, sino que no me llegan), estoy en una onda más arty/naif/abstracto (por ponerle un nombre), me gusta mucho lo que hace Juan Narowe, Lasse Wandschneider o Ed Cheverton.

¿Qué discos estás escuchando últimamente?
Cuando recibí este cuestionario, estaba escuchando Discreet Music, de Brian Eno, me súper relaja y calma mi ansiedad. Estos días estuve escuchando Aphex Twin, Machine Girl, mucho de Of Montreal, Ariel Pink y lo que grabamos con MegaDeformer, una banda de Trip Metal de la cual formo parte (junto a Nacho Flores, Andrea Guzmán y Pedro Mancini).

¿A dónde van los historietistas cuando mueren?
En general pienso que nos morimos y listo. Pero seguramente tenemos algo más allá de lo perceptible en el plano físico/terrenal, y esa “energía” queda flotando por ahí (pero no lo llamaría espíritu) hasta que se junte con otra energía (medité esta respuesta mientras creaba hipervínculos de empresas de Seguridad Electrónica en un pdf).