apolo-beat

Esta no es una típica historia de banda. No voy a escribir que los Apolo Beat son amigos desde chiquitos, siempre les gustó la misma música y en un momento decidieron asignar instrumentos y copar el garage de los viejos. Si fuera tan simple esto no sería Apolo Beat.

Las cinco personas que nuclean esas dos palabras eficazmente seleccionadas fueron primero banda, después amigos. Ellos no quieren fans, no quieren caer bien o comprarte con pilchas y sensualidad (aunque no sea algo que carezcan); dejan que la música hable por sí misma y que “los deje en un lugar que ellos no esperan”.

Quieren despegarse del cliché del indie pero todavía encuentran dificultad describiendo su música a taxistas o padres. Es todo un desafío intentar categorizar su música en sí, lo imposible es negar su fuerza.

Apolo Beat vino a escandalizar las noches de la capital cordobesa a principios de 2009. Embanderados dentro del sello Ringo Discos, tienen dos EPs, el último de ellos es de fines de 2012. Aquellas dos primeras producciones, pueden encasillarse (para aquellos a los que les gusten las etiquetas) en lo que conjuntamente llamamos junto a Rodrigo Eskinazi (bajista): punk-glam, que bien podría ser una variante del dance-core que imponen en su bandcamp. Desde entonces, se encuentran en el proceso de creación de su primer LP, aquel anhelado disco que resuma las premisas de todo aquello que compone este mundo de baile y desenfreno.

El primer disco de Apolo Beat, que todavía no tiene nombre y tuve el privilegio de experimentar ayer, es algo completamente electrizante. Diversos matices armonizan en un mundo donde no existen las preocupaciones y todo se esfuma con un sacudón de caderas. La fuerza a la que me remitía anteriormente, algo intrínseco en cada trabajo de la banda, hoy encuentra un nuevo impulso a través de un gran trabajo de producción realizado por Julian Gomez, y la final masterización de Fabián “Tweety” Gonzalez, ex tecladista de Soda Stereo.

Anoche, la banda compartió el primer single adelanto del lanzamiento. “Magenta” es el imponente opener de la nueva producción, y en su envolvente sensualidad y pluralidad de matices es un eficaz primer acercamiento a lo que los cordobeses proponen como experiencia holística. Desde entonces, pocas cosas se esperan con tantas ansias como el disco que logre captar la esencia de Apolo Beat y catapultarla al máximo. Mientras los días se acortan y las noches se hacen más calurosas se vuelve imperante, cuando no imprescindible contar con un disco que coquetee con el libertinaje de una diversión sin límites. Algo así como las contundentes presentaciones en vivo de la banda.

Apolo Beat se estará presentando este viernes 22 en la tercera fiesta Indie Hoy cordobesa junto a Bestia Bebé, Tobogán Andaluz y MCTP en Club Paraguay. + Info