Fotografía: Bandcamp de Car Crash Sisters
Fotografía: Bandcamp de Car Crash Sisters

La primera vez que escuché hablar de Car Crash Sisters no me sorprendió mucho; en Aguascalientes una banda indie jugaba a hacer ruido en una escena cada vez más diversa como la mexicana. Nada nuevo. Al menos no al principio.

Pero luego no pararon de hacer más ruido, en los medios se hablaba cada vez más de ellos y no era de forma gratuita; desde su trinchera se convertían en el nuevo exponente del shoegaze en este lado del globo. Fue tal el crecimiento que alcanzaron que apenas en mayo pasado fueron parte del Festival Marvin, uno de los más importantes dentro del circuito mexicano. Nada mal.

Sus melodías nostálgicas, esas líneas de bajo que suben y bajan, los muy detallados arreglos y todo el felling que se cargan no pasan desapercibidos. Y aunque cada uno de sus temas está cubierto bajo la envoltura del shoegaze, todos se diferencian de su antecesor, como algo cíclico en el que a veces se está más mal que antes y viceversa.

The Crystal Garden es el nombre de su único disco y en tan sólo seis canciones demuestran todo su potencial. Y aunque para este año se esperaba algo nuevo de ellos, el cuarteto decidió tomarse su tiempo y seguir explorando con su sonido, a sabiendas de que pueden superarse a sí mismos cada vez más. Mientras eso pasa, escucha completo The Crystal Garden y piérdete en su jardín de melodías.