rey hindu

Hoy en día los estilos musicales parecen ser miles y constantemente nos vemos ante la difícil misión de tratar de definir algo que escuchamos, ya sea para comentarle a algún amigo sobre una banda, para escribir sobre aquello o simplemente para ordenar un poco nuestras percepciones. Hace un tiempo atrás, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, tocó una banda que llamó la atención por su avasallante energía que contaba además con la presencia de un bailarín de camisa colorida que acompañaba con geniales movimientos los sonidos que envolvían al mítico patio facultativo. La banda era Rey Hindú, proyecto musical compuesto por Cristóbal Zanelli, Manuela Ortega Diker, Manuel Ayerza, Manuel Colman, Lautaro Passadore, Luciano López y Pablo Miguez. La mezcla de géneros que se desplegó esa noche era notoria; ¿cómo definir el estilo musical de una banda con siete integrantes con gustos y amores propios? Volvemos a pensar. El término “fusión” está hoy quizás bastante manoseado y no dice demasiado, pero la realidad es que la música que sale actualmente desde las entrañas de los músicos resulta ser una mega combinación de los géneros que dan vueltas por el mundo y que te atrapan en distintos momentos de la vida. “Para mí es una banda de rock, pero ni tanto… Somos todos muy diferentes. Hay algunos que son muy rockeros, al bajista le encanta el funk, al guitarrista le gustan mucho los efectos, al percusionista le gusta la música uruguaya, el quilombo, a mí me gusta mucho Happy Mondays… Hay influencias y sonidos de todos lados” afirma Cristóbal Zanelli, teclado y voz de Rey Hindú.

Con un EP de 5 canciones grabado en 2013 por ellos mismos, Rey Hindú da una pequeña muestra del vuelo de sus sonidos, vuelo que pasa por el hip-hop, funk, rock, ambient y seguro muchas otras ramas musicales que cada uno al escucharlo podrá dar cuenta. ¿Por qué digo pequeña muestra? Basicamente porque Rey Hindú es de esas bandas que no sólo necesitan de la atención de tus oídos, sino más bien te convierten en un audioespectador gracias a una propuesta en la que la puesta es escena es esencial e imposible de ignorar. La presencia de un bailarín (Luciano López) es crucial. Las voces de Cristóbal y Manuela se mezclan y así también sus energías. La conjunción cuerpo y música es aquí importante. La energía que sale de la música viene del cuerpo, no olvidar.

Luego de su presentación hace unas semanas en G-104 junto a Mamasutra, Italpark y Nunca fui a un parque de diversiones, Rey Hindú tiene en su agenda un par de fechas para despedir el año (fechas que pueden revisar en el Facebook de la banda) y la entrada al estudio de grabación para lanzar en 2015 su disco debut.