Cuando era tan solo una niña, Amber Bain (oriunda de Buckinghamshire) visitó junto a su familia una propiedad en Cornwall que había pertenecido con anterioridad a la famosa actriz Kate Winslet.

En esa casa, Amber pasó una semana pretendiendo ser un niño llamado Danny. Su “disfraz” fue tan convincente, que una niña que vivía allí se creyó realmente que Amber era un chico y se enamoró. La artista cuenta que cuando reveló su identidad, la chica rompió en llanto, lo que fue desolador para ambas. Años después, Amber le contó la historia a su madre, quien recordó el lugar como The Japanese House, ya que la ambientación de la casa recordaba a las tradicionales casas de té japonesas.

La experiencia vivida en Cornwall hizo que Amber, en su afán por separar su persona de su carrera musical, decida utilizar The Japanese House como alias para su proyecto, en lugar de su verdadero nombre.

En sus comienzos, su identidad fue motivo de intriga y rumores, la mayoría vinculados con la banda The 1975. Bain fue descubierta por Matt Healy, cantante de dicha banda, luego de subir demos online. Inmediatamente firmó con Dirty Hit Records, el mismo sello de los ingleses Wolf Alice y Marika Hackman. Desde ese momento, y aunque Bain se hizo cargo de todos los aspectos de su música (no sólo canta, también toca la guitarra, el teclado y se ocupa de los sintetizadores), Healy y Daniel (baterista de la banda inglesa) la ayudaron a co-producir sus trabajos. Con el lanzamiento de su primer EP Pools to Bathe In y el hecho de que su andrógina voz recordaba bastante a Healy, los seguidores creyeron que era él quien estaba detrás del proyecto. Bain no quiso estirar los rumores y reveló su identidad al poco tiempo, generando discusión acerca de su sexualidad. Su manera de vestir y de cantar hizo que muchos dudaran acerca de si era una mujer o un hombre, algo que no pareció molestarle en absoluto.

A su primer EP le siguieron otros tres: Clean, Swim Against the Tide y Saw You in a Dream (lanzado este año) y varias giras que incluyeron telonear a The 1975 y pisar escenarios de festivales como el Latitude y el Reading and Leeds.

Amber define su música como un pop alternativo a base de guitarras y armonías, y entre sus principales preferencias musicales destacan The Beach Boys, Fleetwood Mac y Bon Iver.

Sus canciones toman forma a partir de experiencias personales, relacionadas con el amor y la pérdida, y en su mayoría son “introvertidas”, basadas en ella más que en cualquier otra cosa. Entre sus temas más destacados podemos mencionar la melancólica “Clean”; la ochentosa “Face Like Thunder”; “Leon” (inspirada en la película homónima con Natalie Portman) y “Saw You in a Dream”, hermosa pieza synthpop que recuerda inmediatamente a Imogen Heap.