Foto: Santiago Honczaruk / Facebook de Joystick

¿Qué persona que haya nacido después de los ’80 no ha querido formar una banda con sus amigos durante su adolescencia? Quizás esto se deba a la gran cantidad de boy bands y girl bands que empezaron a surgir y a triunfar por esos años, ayudados por la globalización y el boom tecnológico que generó el internet.

Lo cierto es que muchos de los que tuvieron ese deseo, vieron frustrados sus sueños con el paso de los años, pero no fue el caso de los chicos de Joystick.

Estos pibes de Chabás, una comuna de ocho mil habitantes que queda a unos 80 kilómetros de Rosario, empezaron a hacer música en el 2012, con tan sólo 14 años, influenciados por Franz Ferdinand, Soda Stereo, Arctic Monkeys, entre otros. En ese entonces la alineación de la banda estaba conformada por Mateo Sinicich en guitarra, Augusto Tasello en batería, Luciano “Cliford” Dituro en bajo y Francisco “Pano” Benincasa en la voz y guitarra. Los últimos tres ya venían tocando juntos desde hacía 2 años, cuando integraban el grupo Pluss.

Tras su debut en el Teatro Dante de la localidad de Casilda, cerca de su Chabás natal, el por entonces cuarteto empezó a girar por la escena under de Santa Fe mientras que componían lo que sería su primer demo de autoría propia. Detrás de las paredes, que consistía en 13 canciones, fue grabado después de la salida de Dituro de la banda. Nicolás Linco se incorporó a la agrupación como guitarrista, a la vez que Sinich dejó el instrumento de 6 cuerdas para pasar al bajo.

En febrero del 2015, lo nuevo de Joystick vio la luz. El click del relojero fue el siguiente paso en la historia del grupo, que también vino acompañado por una nueva reestructuración de la formación: Linco, el último en integrarse, abandonó el conjunto, dejándole su lugar a Emiliano Sampaoli.

Tan solo tres meses después de la salida de El click del relojero y tras mucho laburo a pulmón, los Joystick recibieron la oportunidad de sus vidas: participar en el primer ciclo del programa Rock del País, en el cual Bebe Contepomi y un jurado recorren el territorio argentino en busca de los nuevos talentos ocultos de la música.

El paso por el programa no solo dio a conocer a la banda a un público mucho más grande, sino que también les permitió a los Joystick grabar la canción “Volviendo al principio” (que resultaría ser el primer corte de su disco debut) en el mítico estudio Romaphonic y, posteriormente, ganarse el tan esperado contrato discográfico, firmando con Sony Music.
Antes de esto, el grupo volvió a modificar en su formación: Pablo Grigolato se sumó en saxo y teclados.

El 2017 empezó de gran manera para Joystick: el 12 de enero estrenaron el video oficial de “Perfecto Para La Ocasión”, segundo corte de su disco Mil razones para no dormir, que debutó en marzo y fue presentado en el Teatro Sony.

El LP, producido por Gabriel Pedernera (baterista del trío Eruca Sativa), cuenta con 10 tracks, la mayoría nacidos entre finales del 2015 y principios de 2016 (con excepción de “Volviendo Al Principio” que fue compuesto en el 2012) y que navegan entre el rock y el pop, con algunos tintes de funk en las guitarras que acompañan a la perfección. Al escuchar los temas, se puede notar la fuerte influencia que tuvo Arctic Monkeys en los inicios del grupo.

Con respecto a las letras de las canciones, Pano declaró:

“Son canciones que representan un poco la edad que estamos viviendo, las cosas que más nos interesan en este momento, cosas del amor o de la vida general, básicamente cosas que transita y vive un adolescente.”

Con nuevo disco bajo el brazo, lo que seguía era salir a promocionarlo, y ¿qué mejor lugar para hacerlo que en el Lollapalooza? Estos chicos de apenas 19 años tuvieron el privilegio y, al mismo tiempo, la dura tarea de hacer sonar los primeros acordes del día 1 en la cuarta edición argentina del festival de Perry Farrell, ganándose los aplausos y el reconocimiento del público que iba llegando al Hipódromo de San Isidro.

Sin detenerse ahí, los Joystick recibieron otros dos grandes reconocimientos: su tema “Sube La Marea” fue seleccionado como cortina musical de la nueva temporada de Rock del País y ellos fueron escogidos por Miranda! para abrir el primero de sus dos shows de presentación de su nuevo álbum Fuerte en el Teatro Opera Allianz.

John Lennon cantaba “Quizás digas que soy un soñador, pero no soy el único”. Claro que no. Pano, Augusto, Emiliano, Mateo y Pablo se unen al ex Beatle en ese grupo de personas que creen que todo es posible y no se quedan esperando que las cosas lleguen, sino que a su corta edad, salen a comerse el mundo.