La creación de un estilo propio para ciertos artistas inicia con una búsqueda nostálgica en lo ya creado. La música está escrita y jerarquizada en sistemas, por eso el reto con el que se encuentra el artista es tratar de darle un sabor nuevo a lo conocido, para así descubrir lo desconocido. Si bien es un ejercicio que abarca todos los géneros, quien más promete un renacimiento musical hoy por hoy, es el folklore latino. El género, como todos, empieza a ser víctima de la tecnología actual dando a lugar identidades nuevas. Dicho esto, gracias folklore, gracias tecnología, pero sobre todo gracias San Ignacio.

La plataforma colaborativa Fértil Records reúne artistas emergentes de Buenos Aires y se ha encargado de proveer en su plataforma un espacio horizontal de propuestas para artistas como Chancha Vía Circuito, Pol Nada, y ahora San Ignacio. El tercer álbum del DJ y productor, Lugares para nadar, fue lanzado en junio del presente año y contó con colaboraciones de artistas como Don Plok (Pablo Carpignano) y poetas como Ana Clara Pugliese.

El álbum busca conectarse con su público con típicos arreglos latinos con aires pre-colombinos que entre charangos y bongós se mezclan con melodías sintetizadas. Nos lleva por una experiencia que a nivel musical es prácticamente espiritual. “Sudestada” es el inicio de nuestra aventura por el conjunto de sonidos de cuencos que recuerdan a un ritual lluvioso, atrapando así el alma del Delta del Río Paraná, lugar donde reside el DJ y productor del álbum, Nacho.

A lo largo del disco la armonía naturalista y cuasi salvaje son acompañados de melodías futuristas que en ocasiones tiende más hacia lo poético; sería el caso de “El álbum.” La voz de la poeta Ana Clara Pugliese nos lleva a la nada de una noche de verano dando cierta sensación de eternidad.

No obstante parece haber un corte emocional luego de “Uy, mirá está nevando”, para traernos los fríos mensajes políticos que esconden los últimos temas del álbum; entre ellos “Olvidate de Mxcri y vámonos al mar” y “En otro orden de cosas.” Por último, San Ignacio nos guiña el ojo con los sampleos utilizados de Radio La Colifata, la radio del hospital psiquiátrico, en “Lo único que hay.” Quizás es la forma de decirnos que lo único sano entre nosotros es la locura.

San Ignacio tiene sus próximas presentaciones en Brasil, en Río y San Pablo. Luego, continuará con algunas fechas en Europa donde se encontrará con artistas de la escena local para expandir las fronteras de sus oyentes.

Mientras tanto, escuchá Lugares para nadar: