Compartir

Still Eighteen es una banda de rock alternativo originaria de Canadá. La banda se compone de Joey (cantante / guitarrista), Samantha (cantante / bajista) y Karen (batería). Lo que hace singular a este trío, es que es una familia. Joey es el padre, Samantha es la hija y Karen es la madre.

Joey ha sido un músico profesional desde que era un adolescente, habiendo cantado en varias bandas canadienses, incluyendo Platinum Blonde. Una ambición de Joey era mudarse un día a una isla tropical.


En 2001, Joey, Karen y sus hija de en ese entonces seis años de edad, Samantha, se mudaron a la República Dominicana. Vivir en este país tuvo un profundo efecto en Joey. Además del hermoso paisaje, y la gente local increíblemente amable, existía una pronunciada desigualdad e injusticia social. Joey comenzó a escribir canciones que hablan sobre estos temas. Cuando Samantha era un poco más grande, aprendió a tocar el bajo. Empezó a componer y a tocar con su padre. Vivir en un país como República Dominicana también tuvo un impacto en Samantha. Joey y Samantha han co-escrito muchas de las canciones de la banda, incluyendo temas del EP debut de Still Eighteen, Bullets to Dust. Por otro lado, Karen no quería quedar fuera, así que recogió las baquetas y comenzaron a darle forma a Still Eighteen.

Radicados en República Dominicana, ya tienen juntos siete años. En diciembre, del 2016 lanzaron su EP debut en Republica Dominicana al que llamaron Bullets to Dust.

Han girado con su música por Canadá, Italia y República Dominicana para varias multitudes, han abierto para la octava edición de los premios Grammy junto a Lauryn Hill y han tocado en vivo con Keith Harris de los Black Eyed Peas. También fueron uno de los diez mejores bandas de 2016 catalogadas por Emerging Indie Bands.

Con un género de rock alternativo, crean la música que les importa, música que está destinada a elevar e iluminar. Uno de sus objetivos es que su música pueda inspirar esperanza y cambio en un mundo que también lo necesita. Still Eighteen ha sido llamado un “trío de protesta”.

“Hacemos todo lo posible para hacer un show dinámico. Y poder causar un efecto en nuestro público. Tocar en vivo es nuestra mejor parte, ver la alegría y la emoción de la gente. Uno de nuestros mejores conciertos fue en Hard Rock Hotel, Punta Cana, hace unos meses. El hotel estaba lleno de grupos de América Latina; Colombia, Paraguay, Argentina, Venezuela, el público gozó y fue memorable. Los latinoamericanos saben cómo rockear”.

La música de Still Eighteen tiene un sonido muy singular: “Describiríamos nuestra música como una mezcla entre The Cure y David Bowie. La mayoría de nuestras composiciones contienen guitarras de rock crujientes, voces claras y potentes y un gancho de conducción.

Still Eighteen ha vuelto recientemente de tocar en eventos privados y festivales en Canadá: “Ahora estamos concentrados grabando nuestro próximo EP y planeando nuestra proxima gira”.

Escuchá su EP a continuación: