Compartir

Ramona suena a todo lo que está bien; tardes de sol, noches de estrellas e historias de amor. Con aires al dream-pop de Mild High Club y una reconocida influencia del flaco Spinetta, Ramona gana terreno en la escena mexicana y ahora también en la argentina.

Tienen raíz en Tijuana pero residencia en Ciudad de México, y mezclan la frescura de un sonido muy actual con la nostalgia de letras donde abundan el amor y un romanticismo clásico. En Ramona hay voces dulces y coros volátiles, hay melodías psicodélicas, hay rock y hay algo de folk. Hay también mucho gusto por la escena local.

“Los Espíritus, Candelaria Zamar, Aloe, son muchísimas las bandas argentinas que escuchamos, y nos encantaría poder visitarlos y compartir escenario con ellos alguna vez”.

Juntos desde el 2012, Jesús Guerrero (voz, guitarra, trompeta, sintetizador), Joel Dennis (guitarra), Omar Córdoba (batería y percusiones) y Edgar Moreno (bajo) forman Ramona. Tienen dos discos editados, La segunda luz del día en 2015, y Cérès, en octubre del 2017.

Escucha su último trabajo acá: