Compartir
Foto: Facebook de Los Zalvajes

Los Zalvajes se formaron en 2012 con “sus distintas limitaciones”, para crear un nuevo sonido al que definen como “repetitivo, autista, hipocondríaco, que surge desde el más húmedo y gris Montevideo”. Según contaron a Indie Hoy, no saben hablar inglés y, “bobeando”, encontraron un sonido que les era cómodo y que también se puede bailar.

Antes de intentar definir su estilo, Los Zalvajes describen su música como algo lleno de “bajos soberbios, baterías camorreras, guitarras linyeras y teclados incoherentes que, recién después de un tiempo, se pudo plasmar en un disco que rejuntó cosas de antes y después, llamado Están Padentro”.

En este nuevo trabajo que presenta la banda se saca a la luz un material con mejor calidad sonora que sus dos EP anteriores, Sin título y sin masterizar (2016) y Los Zalvajes (2013), pero sin embargo mantienen la estética garage rock y la esencia emotiva. Mediante teclados y melodías vocales interesantes, en Están Padentro se muestra una música a la que quizás se podría categorizar como post-punk, que plasma en los tracks “Volqueta” y “Viva la joda” sus mejores expresiones. Por momentos, su sonido se asemeja al mood manifestado por otras bandas montevideanas de rock con sintetizadores, como Iván y Los Terrbiles (en especial su track “Möebius”), o Sr. La Muerte (en “Calaveras de oro”).

¿QUÉ PENSÁS SOBRE ESTO?