Compartir
fotonso
Fotografía: Lola Morgan

Hace un año escribía por aquí acerca de Mansibal, una banda de cuatro grandes amigos cuyas edades rondan los 18 años y que viven en Castelar (Zona oeste del Gran Buenos Aires), cuyo sonido partía del blues experimental. Hoy quiero dar a conocer el proyecto personal de Lucas Difonzo, quien canta y toca la guitarra en la banda. Usando la tergiversación de su apellido, Fonso, presenta Zugzwang, un disco grabado en su habitación y que al principio era para compartir en su círculo de amigos pero es hora de expandirlo.

Las influencias que se dejan oír en esta placa íntima son muchísimas, porque las canciones las grabó en muchas partes distintas de su vida, desde 2013 hasta 2015. Pero la lista de artistas sería: Damon Albarn, Youth Lagoon, Beck, Foxygen, Gustavo Cerati, Jack White, los Beatles y cada uno de sus integrantes, Jeff Lynne, y de seguro falten muchos más. Y agrega de forma más personal “mis amigos y mi novia”.

Fonso, que nunca se propuso realizar un disco, solo grababa canciones cuando estaba aburrido hasta que un día decidió recopilarlas en algo que las represente mejor que una simple carpeta de Windows. Con respecto a eso, nos cuenta cómo fue el proceso de grabación de algunas canciones: “Como decía antes, hay canciones muy viejas… ‘Dear Prudence‘ es la más vieja, la grabé hace 2 años… En ese tiempo no tenía ni idea de cómo se grababa una canción, pero de tanto intentar algo se aprende y supe hacer lo mejor con lo poco que tenía. Me divertía mucho experimentando, grabando la voz con el teléfono inalámbrico, o haciendo percusión con pimenteros como en Ginger. Solo usé una placa externa de 100 pesos y tenía que grabar un instrumento a la vez. Obviamente las baterías no son reales, y muchos instrumentos me los prestaron mis amigos”.

Aparte del mencionado “Dear Prudence” de The Beatles, aparecen otros covers como “Sea of Love” de Phil Phillips y “Sunny Afternoon” de The Kinks. Acerca de las canciones que versiona, cuenta por qué las eligió: “Porque me resultan muy importantes en mi vida, y porque son canciones que sirven de ejemplo para muchas cosas”. Algunos de sus amigos han colaborado con Fonso, tal es el caso de Tomas Brachitta (bajista de Mansibal) quien toca la guitarra en el track que calma el disco: “Ocasio“. Y en el que sería el corte auiovisual, “Slack“, aparece bailando en Humahuaca Ignacio “Nachito” Fernández (más conocido, ahora, como Richard Pepper, antes Ignacio nada en el marp). El clip fue filmado en reversa en las calles de Castelar, contando con amigos del músico caminando hacia atrás.

El disco cierra con la balada poetica de “Annabel Lee“, un homenaje musical a Edgar Allan Poe. Justamente, durante un viaje al sur que leía uno de sus libros, fue que descubrió la palabra Zugzwang y que le da título al disco como al track 10. Esta palabra alemana significa, cuando en ajedrez, el único movimiento, es no hacer ningún movimiento. Fonso nos acota sobre ella y de porque la eligió: “Es una idea retorcida, y la palabra encaja muy bien con esa idea, porque también es extraña… Bueno, la elección del nombre en realidad tiene que ver con que me gusta mucho cómo suena y el significado que tiene. Es la palabra perfecta para lo que significa, me gusta solo por eso”.

Dado al nombre del disco, uno imagina que Fonso lee muchas cosas interesantes, por eso le pedí que cuente qué cosas anda leyendo y que nos recomiende algunas lecturas. Esto fue lo que dijo: “Últimamente estuve leyendo muchos libros relacionados con los viajes y los descubrimientos… Marco Polo y Lucas Bridges, por ejemplo. También estuve leyendo mucho Ray Bradbury (es uno de mis escritores favoritos), y cuando viajaba en el tren y estaba de mal humor, leía a Bukowsky. Puedo recomendar mucho de esos libros donde se habla mucho del descubrimiento y el conocimiento… Uno es el de Antonio Pigafetta, uno de los sobrevivientes de la expedición de Magallanes, cuando dieron la vuelta al mundo en barco; este chabón anotó todo en su diario y es muy interesante porque al mismo tiempo que descubría algo, lo plasmaba en su diario; y mágicamente lo podemos leer hoy casi quinientos años más tarde, ¡re violento chabón!”. Si todo esto es Fonso y su movimiento de no hacer nada, (Zugzwang), solo queda imaginar cuando sorprenda con un movimiento inesperado para hacer otro esperado (Zwischenzug), y de este modo poder hacer jaque mate a nuestros oídos ansiosos de más música experimental.

Si vivís en Buenos Aires, puede que próximamente te encuentres con algún recital de Fonso, quien está siendo secundado por Facundo Lobosco en el bajo y por Alian Rodrigues en la batería (amigos y compañeros en Mansibal). Durante estos recitales se están vendiendo una edición en cassette de Zugzwang.

Bandcamp | Soundcloud | Facebook