Foto: Facebook de Ninja

Ninja es el alter-ego de Katya Avila, proyecto con el que a mediados del año pasado publicó de manera independiente su primer EP llamado Un bosque oscuro, ya disponible en diferentes plataformas de streaming.

En apenas once minutos, las tres canciones de este debut delimitan los paisajes que Ninja propone en su geografía personal. Katya nació “entre Siberia y la Patagonia en 1987” y vivió la mitad de su vida en Mallín Ahogado, una localidad a 15 kilómetros de El Bolsón. Instalada en Buenos Aires, estudió Filosofía en Puan, tocó en ensambles de cuerdas, ensayó con Moris y cantó en una banda de boleros reversionados que se llamó Las Románticas.

Estas tres canciones que integran Un bosque oscuro fueron grabadas junto a Franco Calluso y las presentó a fines del año pasado en el nuevo espacio cultural Qi. Ella misma se encarga de definir a Ninja:

“Ninja es entrar al bosque y no saber, no saber si ese silencio que reina es un peligro indefinido o la tranquilidad absoluta. Ninja es caminar en ese instante de incertidumbre, es percibir los sonidos y el eco de lo misterioso para moverse con precisión, es estar solo en la montaña bajo un cielo infinito, es estar listo para lo que venga”.

Escuchá Un bosque oscuro a continuación, y descargalo vía Bandcamp: