Foto: Elian Di Salvo
Foto: Elian Di Salvo

La sinfonía universal es una melodía para todos. Es lo que genera el pop, la música popular. Todos juntos, todo el mundo”, cuenta Xavier Parente, quien lleva adelante este desafío. “Es un proyecto solista. Entonces no sabía si salir como Xavier Parente o elaborar un nombre. Como The Weekend”. El nombre surgió de la canción “Cadáver Exquisito“, de Fito Páez.

Su primer trabajo, y único hasta ahora, es un EP que cuenta la historia de un astronauta, René Piatervax, que decidió dejar el planeta Tierra en busca de una nueva oportunidad en la vida, y en su viaje por la galaxia, evolucionó y encontró la paz mental que tanto necesitaba. Creó “La Sinfonía Universal”, una obra sobre su experiencia, la cual nos envía desde su hogar a través de un avanzado sistema de expresión emocional.

“Se me dio por darle una historia, hacer que valga. Empecé a flashear la idea del astronauta y me gustó eso de que con el correr de los temas se ve una progresión, una historia”.

“Armé una banda con mis amigos, de onda, tipo ‘bánquenme en esta’ y salí a grabar. Yo nunca había hecho algo así, ni siquiera había cantado. Y pensé ‘si la voy a hacer, la voy a hacer bien’. Por eso elegí grabarlo en Panda. Soy solista pero si no estuvieran ellos yo no haría nada. Son amigos que me bancan y tienen el mismo objetivo que yo, el mismo sueño, el mismo deseo de vivir de la música”.

Ya tiene proyectos para el próximo año, que incluyen el primer LP, titulado Amorismo. “Pensá en terrorismo. Es lo mismo pero al revés. Son todas canciones de amor. No son todas canciones de una banda nada más, tienen un hilo conductor. Es un disco pacifista, que busca concientizar. Se gasta mucha energía en la violencia, de todo tipo. Desde el terrorismo que vemos en la tele, un tipo que la caga a trompadas a la mujer, hasta cuando no aceptan a un chico discapacitado en un colegio. Violencia. Quiero luchar contra eso. Tengo una lucha interna que la quiero exteriorizar con este disco. Con lo compleja que es la música quiero dar un mensaje de paz, amor, perdón. Todas las letras tienen como tema fundamental el amor. No solo el amor de pareja, sino el amor universal, global”.

Además, La sinfonía universal busca ser mucho más que solo canciones en vivo. “Busco que sea un espectáculo. Somos de hacer una mini escenografía, jugar mucho con las visuales. Yo tengo esta idea, y por suerte mis amigos piensan igual y me apoyan, que es dar un espectáculo. Queremos darte una experiencia distinta. No queremos ser una banda que te encontrás. Buscamos que la música te parta la cabeza, que te haga bailar, pero buscamos que te agarre por otro lado también. Por eso la imagen, la estética”.

“Tenemos una indumentaria con sombreros, delineados, túnicas. Tiene una relación con lo que es el hinduísmo. Amorismo. Yo lo relaciono con la paz, la paz interior, con el amor. Me parece que hace algo pacífico la indumentaria hindú”.

El próximo 2 de diciembre se van a estar presentando en Galpón B, junto a Natalia Bibbó, para despedir el EP y adelantar su próximo trabajo, Amorismo.