Foto: Bandcamp de Todos tus tanques soviéticos

Para los amantes del ruido melódico de bandas afines al shoegaze que usan mucha reverberación y le cantan al desamor, tenemos un recomendado de la escena argentina que busca rescatar las mejores influencias de grandes como My Bloody Valentine, así como de renovadores de ese estilo como DIIV.

Se trata entonces de la agrupación bonaerense Todos Tus Tanques Soviéticos que incursionó por primera vez en la movida under con un EP publicado hace un par de años: El ruido que te fascine. Las atmósferas ruidosas son precisamente las protagonistas de su ópera prima, sobre todo en “Un beso nunca viene mal“, segundo track de ese material.

Pues bien, durante agosto de 2017 los chicos dieron a conocer Poscancióndeamor, una segunda entrega, también con tres canciones, que conjuga una vez más densos sonidos que evocan emociones encontradas y que a pesar de lo anterior poseen una línea melódica bastante clara y poderosa.

La nave de Carlos” es la canción que abre este trabajo y habla de alguien que tiene planeado emigrar a un país lejano para cambiar de vida, en su coro menciona: “Pyongyang me espera/Una lluvia distinta/Quizás me ayude a olvidar”Mientras, una base de sonidos un tanto espaciales terminan de adornar aquel tema.

Poscancióndeamor” resulta en cambio un himno que retrata a la perfección los romances de nuestra era, su letra abre diciendo: “Todo lo mejor /lo quiero vivir con vos/y me respondiste: Yo también, pero ahora no.”

El cierre llega con “Once y la luna” que cuenta una triste historia de alguien que es abandonado: “Te llevaste la Guía-T/y me dejaste en este tren” son las últimas palabras que se cantan en esta pista que nos dejan con ganas de escuchar en algún momento un disco entero de esta banda.

Según consta en los créditos, este EP fue grabado en el estudio de Taiel Pomés-Figueroa y True Love Studios. De igual forma, se encuentra disponible para escuchar en Spotify, YouTube y Bandcamp.