las ruinas circulares 2

Las guitarras punzantes y el sonido psicodélico nos llevan a los años ’60. Es un experimento instrumental a base de dreampop, surf y rock. Nada rebuscado, sencillez y sentimiento. Es el ayer hecho con mirada de hoy.

Nacido en la ciudad de Santa Cruz, Argentina, Las Ruinas Circulares es el proyecto del multiinstrumentista Alex Agüero, antiguo bajista de Imbroglio Noise, y que en el mes de abril lanzó su tercer EP Mil atardeceres de encantos, descargable de forma gratuita en su Bandcamp. Los dos anteriores son Desde aquellas nubes color púrpura y Ending, ambos producidos en el año 2014. Cabe señalar que cada EP tiene cuatro tracks, con una duración que no excede de los tres minutos, y eso es parte del estilo de Agüero: decir mucho en poco tiempo.

Las Ruinas Circulares es una de las tantas propuestas underground que hay en Argentina, sólo que se presenta con un sonido llamativo y una identidad musical. Y, a pesar, de lo desconocido del proyecto, fue invitado a participar en los compilados Aullidos (de Buenos Aires) y Guanako (Caleta Olivia), que saldrán próximamente con temas nuevos. Pudimos conversar con Agüero.

Fuiste parte de Imbroglio Noise, ¿después de allí se forman Las Ruinas?
Las Ruinas Circulares nació cuando Imbroglio todavía seguía tocando. Siempre me manejé con la idea casera de grabar cosas, y de ahí nacieron estas canciones con este sonido que me gustó mucho. De ahí decidí ponerle un nombre al proyecto, seguir grabando, seguir compartiendo canciones a mis amigos y ver qué pasaba; lo que todavía sigo haciendo hasta estos momentos, me llena mucho seguir haciendo esto.

El sonido de Imbroglio es diferente al de Las Ruinas.
Sí, Imbroglio tenía su propio sonido, el cual quedó reflejado en el disco, por si alguien lo quiere escuchar está en bandcamp. Cambia al ser varias personas interactuando y poniendo su creatividad. En Imbroglio tocaba el bajo y aportaba ideas, en Las Ruinas toco todos los instrumentos, por lo tanto, quedó un sonido más personal.

Veo en tu facebook el disco de la banda sonora de Pulp Fiction, y el sonido de Las Ruinas busca más el sonido surf que el shoegaze.
Sí, me gusta mucho las bandas sonoras de las películas de Tarantino, Perros de la calle, Kill Bill, Pulp Fiction. Creo que no serían iguales sus films sin esa música surf que aparece siempre. Es verdad, hay temas de Las Ruinas que tienen mucho de música surf y de los 60 como “Tan sólo un momento” y “El surfista enmascarado”, hay una clara influencia. Me gusta mucho una banda que se llaman Los Belkings, que eran de Perú y que hacían música surf, entre otros géneros de los ’60. Del shoegaze me gusta la experimentación con los pedales y las atmósferas, eso lo quiero seguir tomando para los temas de Las Ruinas, es una fuente bella e inacabable.

¿Por qué usar el nombre de ese cuento de Jorge Luis Borges en particular?
Me gustó mucho el cuento cuando lo leí, y al saber que todos me iban a preguntar sobre el nombre después. Quería decirles que lean el cuento y que se den cuenta ellos mismos. Me gustó porque habla de los sueños de una manera fantástica, y creo que se emparenta con la música que quiero hacer, encaja perfecto.