alt-j

Así como con el aclamado An Awesome Wave (2012, Canvasback), reproducir un disco de Alt-J es sinónimo de embarcarte en un viaje en el que vas a ver, tocar y oler muchas cosas. Un viaje que, como fan de la banda, emprendí con muchísimo miedo: hay una línea finísima que separa lo sofisticado de lo aburrido y aunque por momentos pensé que el trío se iba por la banquina –sí, ese sampleo con Miley Cyrus– finalmente lograron demostrarme que el equilibrio es aparentemente posible.

Sin embargo, y como sucede en los lanzamientos tan anticipados como éste, vas a escuchar campanas totalmente distintas al respecto: una parte de los oyentes dirá que es una obra maestra y la otra mitad va a decir que es pésimo y que se quedan con el anterior, porque This Is All Yours es, al mejor estilo Alt-J, una dicotomía infinita, por momentos con una belleza que se te mete por los poros y por otros donde les gana lo pretencioso y termina siendo un bodrio.

Con una superposición de sonidos y colores que forman un desorden sumamente cuidado, donde se mezclan –incluso en una misma canción– folk, neofolk, synthpop y kraut, This Is All Yours te lleva de paseo no solo por un abanico de melodías sino que exprime desesperadamente cada referencia geográfica que se les ocurrió, tanto, que uno se termina perdiendo.

Una intro de casi 5 minutos, dividida en dos partes, que de hecho está buenísima pero es tan larga que se torna aburrida e innecesaria, inaugura el recorrido. Minutos después, “Arrival in Nara” y “Nara” vienen a hacer esa promesa de hilo conceptual que la banda no llega a cumplir.

Llega el turno de los singles, que desafortunadamente terminan siendo lo que más conforme me deja del disco: “Every Other Freckle” y “Left Hand Free” que de hecho la banda se encarga de decir en cuanta entrevista se les haga que son las canciones menos Alt- J que tiene el álbum, por lo que cada vez me duele un poco más.

Después de otro interludio instrumental, “Garden of England” y “Choice Kingdom” llega la tan polémica “Hunger of The Pine” con ese sampleo que lo mínimo que me parece es forzado cuando en realidad no tenían por qué llamar la atención de esa manera. “Warm Foothills”, “The Gospel of John Hurt” y “Pusher” son una oda a la estética que termina siendo un sinfín de artilugios que no conforman y finalmente “Bloodflood Pt. II”, título que me llenó de ilusión la primera vez que lo vi, intenta conectar a la banda a esa raíz que fue su primer disco pero se queda muy corta.

Y pienso sentidamente ¿por qué? Hasta que recuerdo que la banda tuvo casi toda su vida para dar a luz a esa epifanía hecha disco que fue An Awesome Wave, mientras que en poco menos de dos años y con toda la presión del mundo tuvieron que lanzar una continuación que les sacara de encima el peso que significaba un álbum como el primero, todavía reacomodándose de la ida de un integrante. De todos modos no les pierdo la fe, con el talento que tienen supongo que vendrán épocas mejores, ya que a mi criterio lo único que necesitaban estos chicos era un poco más de tiempo.

Alt-J - This is All Yours

Alt-J – This Is All Yours

2014 – Infectious

Sitio | Facebook | Twitter

01. Intro
02. Arrival In Nara
03. Nara
04. Every Other Freckle
05. Left Hand Free
06. Garden Of England
07. Choice Kingdom
08. Hunger Of The Pine
09. Warm Foothills
10. The Gospel Of John Hurt
11. Pusher
12. Bloodflood pt.II
13. Leaving Nara