Compartir

Desde el pasado viernes 12 de enero que ya podemos encontrar disponible en todas las plataformas el segundo disco de estudio del cantautor Garrett Borns, mayormente conocido como BØRNS. Nacido en Grand Haven, Michigan, Garrett comenzó a sonar cuando lanzó su primer EP, Candy, en noviembre de 2014 escrito en gran parte con la colaboración de su amigo Tommy English (quién también trabajó en sus dos discos de estudio) para finalmente lanzarse a la fama con el debut de su primer LP titulado Dopamine (Interscope Records) en octubre de 2015.

Con su look andrógino y un carisma rodeado de misterio, BØRNS vuelve a deslumbrar tras una larga espera con su segundo LP titulado Blue Madonna (Interscope Records). El álbum cuenta con 12 canciones originales, incluyendo una colaboración con su amiga Lana del Rey, “God Save Our Young Blood“.

En este nuevo disco encontramos las características del primero potenciadas y filtradas al mismo tiempo. Mantiene el marcado disco psicodélico lleno de sintetizadores con un estilo MGMT, intercalado con otras suaves melodías que suenan a una mezcla de los Bee Gees con T. Rex. Sin embargo, Blue Madonna llevó el glam que encontremos en el primer LP a su máxima potencia, a su vez pasando todas las canciones por un filtro, una especie de lente nostálgico (que puede hacernos pensar en Currents de Tame Impala, o en los momentos más tiernos y resguardados de Prince) pero con una gran inocencia y naturalidad. Sin artificios agregados, BØRNS quiere abrirnos una puerta a su corazón y lo hace a la perfección.

Encontramos canciones como la ya mencionada colaboración con Lana del Rey. “God Save Our Young Blood” es un excelente opener para introducir lo que se viene en el disco, además de que el estilo y las voces de ambos artistas se complementan perfectamente sin esfuerzo. También tenemos canciones como “Sweet Dreams“, donde las armonías flotan como en una canción de cuna, la empoderada pero con el toque amargo del desamor “I Don’t Want U Back” o canciones más upbeat como “Man” o “Supernatural” que pese a su ritmo más rápido, nunca pierden el tinte melancólico de noches de verano (casualmente, una de las canciones se titula “Second Night of Summer“) en el que parece sumergirse todo el álbum. Para terminar con un broche de oro, el disco cierra con “Bye Bye Darling“, una canción con una melodía tan suave que es casi etérea, acompañada por una letra de despedida que nos deja listos para decirle adiós pero esperando más y más de este multifacético artista.

Sin dudas cada vez que nos encontremos frente a nuevo material de BØRNS nos dan más y más ganas de tenerlo en nuestro país, donde lo esperamos con los brazos abiertos.

BØRNS – Blue Madonna

2018 – Interscope Records

www | Facebook | Instagram | Twitter | YouTube

01. God Save Our Young Blood (with Lana Del Rey)
02. Faded Heart
03. Sweet Dreams
04. We Don’t Care
05. Man
06. Iceberg
07. Second Night of Summer
08. I Don’t Want U Back
09. Tension (Interlude)
10. Supernatural
11. Blue Madonna
12. Bye-Bye Darling