Foto: Facebook de Cero39

Desde hace unos 10 años que el productor bogotano Mauricio Álvarez A.K.A Freddo lleva tirando su particular visión de la “electrotropical” en escenarios nacionales e internacionales, en fiestas en bares que se alargan hasta que sale el sol y festivales masivos tipo Estéreo Picnic o Glastonbury. Digo particular porque el Cero, en vez de querer cargar con la cansada tarea de llevar en sus manos la bandera de una identidad, de una tradición musical de un país traducida al plano electrónico, prefiere no seguir patrones establecidos, no ser obvios y llevar esa clase de deconstrucciones sonoras al lado más humorístico, experimental y venenoso posible.

Cero39 no se excusa en ritmos autóctonos para evocar la danza y, en cambio, pinta de manera caricaturesca y marcadamente digital a ritmos propios de sus tierras calientes como la champeta digital, la cumbia, el vallenato e incluso uno adoptado como el reggaetón. Hasta el momento, lleva a sus espaldas dos largas duración llamados Móntate en el viaje (2012) y Moni Moni (2016) y tres EP’s: Volador (2012), Vaciles Casuales (2013) y el recién estrenado Mis Tierras Calientes, que trae cinco canciones.

A diferencia del resto de su discografía, su nuevo EP parece menos una fiesta en un día soleado al lado de una piscina y se asemeja más a un ritual encendido en una ciudad fría. Es oscuro, desatado de beats, futurista e introspectivo, y así es como nos recibe con “Mucura”, un dembow rebajado que va de menos a más, con una melodía compleja que va creciendo, enriqueciéndose de pequeños arreglos y que explota en la pista de baile con un sonido samplero que cambia todo el tiempo.

Luego por una línea parecida podrían ir “Calentana” y “Bacalao imperial”, dos tracks que aparte de tener algunos guiños a ritmos cumbieros en percusiones y sintetizadores, son global bass puro, del que retumba en el pecho y lo pone a uno a moverse de lado a lado con los ojos cerrados en un trance casi espiritual y en el tipo de fiesta frita que ya es sello de Cero39. Un recorrido espiritual entre beats que se repite en “Colmado”, otro tema que va por la línea del dembow pero esta vez sumergido en un intento de, como ellos mismos dicen, reggaetonizar las culturas antiguas.

Finalmente el EP cierra con una nota bien baja en “Boni Meloni”, que sería algo así como la canción que suena cuando cierran el antro y los asistentes, cansados y sin un peso en el bolsillo, tienen que salir del lugar y encontrar la forma de regresar a casa. Cero39 es la fiesta de reggaetón al lado del bar donde suena techno y con todo lo que se andan moviendo últimamente, en cualquier lugar esta fiesta puede estar sonando en su bar más cercano.

Cero39 – Mis Tierras Calientes

2017 – Independiente

www | Facebook | Twitter | Instagram | YouTube

01. Mucura
02. Calentana
03. Colmado
04. Bacalao Imperial
05. Boni Meloni