Realmente hay que animarse hoy en día a hacer un disco pop de 17 canciones, cuando pareciera que va totalmente en contra del cánon de “10 o 12 canciones”. Desde Portland llega un disco que dura nada más ni nada menos que 90 minutos, de la mano de los (ahora) post-punk electrónicos Chromatics, banda formada en 2002 y que experimentaron con varios estilos y formaciones.

Para hacer un poquito de historia, la banda comenzó haciendo música no-wave que devino en el primer LP, Chrome Rats Vs Basement Ruts. La banda no daba para más, y su vocalista Adam Miller se quedó solo. Sin bajar los brazos, reclutó a un nuevo line-up con el que grabaron Plaster Hounds en 2004, con un sonido similar. La banda se volvió a disolver y Miller se mudó a Portland (esta historia previa sucedía en Seattle), donde se juntó con Johnny Jewel (miembro de Glass Candy, y acá ya se ve entre líneas para dónde giraría el sonido del grupo), Ruth Radelet como voz principal y Nat Walker en percusión y saxo.

Con esa formación, Chromatics viró hacia un sonido mucho más lo-fi y electrónico, lanzando Night Drive en 2007, muy bien recibido. Este álbum contenía la canción “Tick of the Clock” que posteriormente formaría parte del soundtrack de la gran película Drive, lo cual permitió una audiencia un poco más grande (porque si ves la película casi seguro que aplicás el download a la OST, no sólo por esta canción sino también por las canciones de Desire o Kavinsky- dato aparte, la similitud musical con Desire).

Entonces, en este 2012 editaron Kill for Love, su cuarto disco (pero segundo con esta formación y sonido). 90 minutos que sí, son densos y hasta a veces imposible de terminar, pero lo que realmente vale la pena para los cazadores de grandiosas canciones es la primera mitad, y esa primer seguidilla de canciones que incluyen gemas como “Into the Black“, “Kill for Love” y la adictiva “Back from the Grave“. Después viene todo un impasse experimental del que salen aireados cuando retoman la línea vocal con el bloque final que comienza con “A Matter of Time” hasta llegar a “No Escape“, sin antes detenerse en la tan ochentosa “At Your Door” o la baladita “The River“.

El disco, de principio a fin, es una fiesta pop punk nauseabunda e infinita. Canciones que ilustrarían una caminata nocturna que incluye parada en un basural o hasta incluso en un cementerio (repetido cliché indie, pero que Chromatics sabe usarlo para bien). Muchos sintetizadores por acá y por allá, baterías y voces narco-eróticas, aunque desde el comienzo dejan bien en claro su ideología: “Rock and roll can never die”. Amén.

Chromatics – Kill For Love

2012 -Italians Do It Better

Facebook | Blog

01. Into the Black
02. Kill for Love
03. Back From the Grave
04. The Page
05. Lady
06. These Streets Will Never Look the Same
07. Broken Mirrors
08. Candy
09. The Eleventh Hour
10. Running From the Sun
11. Dust to Dust
12. Birds of Paradise
13. A Matter of Time
14. At Your Door
15. There’s a Light Out on the Horizon
16. The River
17. No Escape

Kill for Love by Jeff Mellen on Grooveshark