Compartir

Delorean no es simplemente el modelo de un auto emblemático, que viaja por el tiempo y que marco la infancia cinéfila de una generación entera con Back to the future.

Delorean es el modelo de una banda emblemática, que viaja por el sonido, y marcará una generación entera de jóvenes que al ritmo de su pop místico nos enamoramos y danzamos un infinito de pasos frenéticos.

Delorean es el modelo de una banda que se ha convertido en apenas 8, 9 años en la esperanza española de conquistar al mundo. Consagrados en 2006 con su disco Into the Plateau, una perfecta armonía entre los beats de inspiración ochentera, las oscuras atmósferas de guitarra y la siempre presente actitud post-punk, la banda se abrió paso por todo Europa y emitió una gira que incluyó visitas a los Estados Unidos y México.

A into the plateau le sobrevino el fantástico Ayrton Senna EP que confirmó el poder musical de la banda y tatuó en el insconsciente colectivo de la juventud indie-poppie-hipster-trendy mucho más que ganas de bailar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subiza, como denominaron su nueva producción lanzada el pasado 24 de marzo, no tiene cortes. Cada canción es un conjunto de detalles, una introducción, un nudo y un desenlace. Cada track se ensambla en una atmósfera de extensos fading-out/in, haciendo imposible no escuchar una sola pieza. Los puntuales sampleados de voces y coros editados y llenos de efectos delicados vuelven loco a cualquiera, sonidos que posiblemente nunca antes habíamos escuchado en tan clara armonía.

Los pianos, las chispas de subidon típicas de este new-wave naive y la voz andrógina de Ekhi Lopetegui el cantante, hacen de Subiza una de las propuestas musicales del año más importantes en el indie y una firme competencia a la avalancha sueca de pop simpático.

Reseña: Lucas Matias Alles



 

 

 

 

 

 

Delorean – Subiza

1 Stay Close
2 Real Love
3 Endless Sunset
4 Grow
5 Simple Graces
6 Infinite Desert
7 Come Wander
8 Warmer Places
9 It’s All Ours