Alex Ebert lidera esta banda estadounidense que lanzó su primer disco en 2009 y esta, su segunda producción en 2012. La banda la completan: Jade Castrinos – voz principal, guitarra, Stewart Cole – trompeta, percusión, teclados, ukulele tenor, coros, Josh Collazo – batería, percusión, coros, Orpheo McCord – batería, percusión, marimba, coros, Nora Kirkpatrick – acordeón, coros, Christian Letts – guitarra, voz principal, Seth Ford-Young – bajo, coros.

La historia es así: luego de romper con su novia, unirse al programa de 12 pasos para adictos y mudarse a la casa de un amigo Ebert comenzó a escribir un libro sobre un tal Edward Sharpe una suerte de mesías que era enviado a la Tierra para salvar a la humanidad.

Esa idea fue mutando hasta tener la forma de una banda, pero mejor sumerjámonos en el universo sanador de Here y digo sanador primero por la raíz mesiánica en el concepto de la banda y también porque el disco tiene una atmosfera de bienestar religioso que lo recorre de punta a punta y que se traduce en alguno títulos de canciones como pueden ser: “I Don’t Wanna Pray, “Dear Believer o “One Love To Another.

En general los temas tienen poco elementos, casi todos acústicos y unos excelentes coros, pero vamos por partes. El primer tema es “Man On Fire arranca tímidamente con un arpegio, una palmas y unos coros casi góspel, poco a poco va levantando y parece una plegaria que intenta llagar al cielo.

That’s What’s Up tiene un clima más festivo y nos remite al rock de los años 50, acá también el hand clappping está a la orden del día. “I Don’t Wanna Pray está en tercer lugar, es un dixieland hecho y derecho que repite cada una de sus frases como mantras. Los coros de Mayla nos dan la pauta que esta llegando un momento lánguido pero no por eso aburrido, se destaca en este tema la gran tarea del bajo.

Llegando a la mitad tenemos un cambio musical muy interesante donde se escuchan trompetas y tubas al estilo Beatle. “Dear Believer levanta un poco el beat a bordo de una preciosa melodía que sobre el final se pone un poco más épica. El sexto tema se llama “Child, en él se puede escuchar la voz quebradiza y sutil para una canción despojada.

One Love To Another nos hace acordar a los primero discos de Bob Marley and The Wailers, que se sostiene con el bajo y la batería, los vientos entran y salen, se acercan y se alejan hasta el final. “Fiya Wata es el más intenso del disco, el más eléctrico, el más roquero y nos deja en bandeja el último tema, “All Wash Out, un tema plácido que va in crescendo y desemboca en un gran final para un gran disco.

Y es así como nos despedimos recomendando que se dejen bendecir por la música de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros.

Edward Sharpe and the Magnetic Zeros – Here

2012 – Vagrant Records

01. Man On Fire
02. That’s What’s Up
03. I Don’t Wanna Pray
04. Mayla
05. Dear Believer
06. Child
07. One Love To Another
08. Fiya Wata
09. All Wash Out

here by matias ferreyra on Grooveshark