Compartir
Foto: Frederike Wetzels / Facebook de Hercules and Love Affair

El cuarto disco de la banda Hercules and Love Affair nos depara un viaje bailable, con sonidos bastante parecidos a los que les venimos escuchando en sus trabajos anteriores y ese espíritu irreverente en una propuesta efectiva, pero no arriesgada, que nos obliga a movernos aunque no queramos, aunque bastante desprovisto de hits.

Quienes supieron crear piezas magistrales como “Blind” o “My House” en discos como Hercules and Love Affair y Blue Songs, respectivamente, en este nuevo material titulado Omnion realmente no nos presentan ningún tema que pueda ser recordado como un himno pop o como un verdadero hit, pero no por eso es menos disfrutable, menos bailable.

Las sensaciones son igual de fuertes y los climas generados son intensos y constantes. Los sonidos como lásers ochentosos siguen estando, el estilo se mantiene, los beats son parecidos y el ritmo no se detiene, algo que concluye una pieza fundamental de Omnion, así como en todos los discos de la banda.


Quizás este sea su disco mas introspectivo, pues hace poco el líder y DJ Andy Butler confesó haber superado su adicción a las drogas, lo cual se deja oír en canciones como “Fools Wear Crowns“.

El disco comienza con un tema de nombre homónimo en colaboración (entre las tantas colaboraciones del disco) con Sharon Van Etten y se caracteriza por tener un ritmo más lento y no tan frenético o sincopado, que de a poco nos sumerge en esta disco en la que por ahora vemos las caras de cada una de las personas que acá bailan, pero pronto el humo y las luces nos van a comenzar a cegar, poniéndonos más en clima.

El arte de tapa de Omnion refleja esa simpleza, esta nueva etapa con mucha más melancolía habiendo superado algunos inconvenientes y apostando por un trabajo más magro, más introspectivo. Solo un dibujo de un ser que le habla al otro al oído (quizás contando secretos, siendo confidentes), que susurra algunas palabras a modo de confesión. Y ahí es cuando la atmósfera se pone más densa y el humo y las luces empiezan a nublarnos la vista. La razón y los sentimientos comienzan a mezclarse en la pista de baile.

Uno de los puntos más altos de este ultimo trabajo de la banda originada en Nueva York es “Controller“, una canción potente, poderosa y bastante pegadiza que la banda ya había adelantado como single. Un himno a la dominación, a la programación de cada movimiento por parte de otro ser, con la voz de Faris Badwan.

Y es en ese momento cuando la disco es controlada en su totalidad por la música y cada uno se mueve bajo un intenso mandato como si un chip se hubiese implantado en cada cerebro de los presentes.

Casi finalizando el disco aparece “My Curse and Cure” una canción que si no estuviese en un disco de Hercules and Love Affair sería una buena balada sobre la autosuperación, pero siempre hay que bailar y moverse. Acompañado de las voces de Gustaph, un fiel colaborador que le imprime toda su fuerza al tema.

Podemos decir entonces que el disco condensa una forma de sentirnos, una liberación luego de haber estado atados a algo que no nos dejaba bailar libremente, que no nos dejaba irradiar ningun tipo de brillo, pero que ahora logramos conseguirlo.

Hercules and Love Affair – Omnion

2017 – Atlantic

www | Facebook | Twitter | Instagram | YouTube

01. Omnion (feat. Sharon Van Etten)
02. Controller (feat. Faris Badwan)
03. Rejoice (feat. Rouge Mary)
04. Are You Still Certain? (feat. Mashrou’ Leila)
05. Running (feat. Sisy Ey)
06. Fools Wear Crowns
07. Lies (feat. Gustaph)
08. Wild Child (feat. Rouge Mary)
09. My Curse and Cure (feat. Gustaph)
10. Through Your Atmosphere (feat. Faris Badwan)
11. Epilogue (feat. Gustaph)