Compartir

James Blake es un músico electrónico londinense que en 2009, mientras estudiaba música, comenzó a grabar canciones en su habitación. Y sólo meses después ya tenía una pequeña pero suficiente colección de EPs en su haber, que desencadenaron en su primer larga duración, que lleva su nombre y apellido, editado en febrero último.

Todos comenzaron a prestarle más atención cuando en noviembre del 2010 editó la primera canción que se conocía de este disco, “Limit To Your Love”, un cover de la canción de Feist incluida en su “The Reminder”. De esa manera, James nos adelantaba como iba a ser este primer disco, que para antes de fin de año ya estaba filtrado, pero recién en febrero fue el lanzamiento oficial.

Si hay que etiquetar, se podría decir que lo de James es dubstep, ese género tan oscuro y tan pop a la vez, llenos de baterías reverberantes y bajos abrumadores. Lo genial es que el propio artista no se encierra en esta clasificación y va más allá, tocando los límites del soul, con la fantástica intervención de su piano, que juega un rol muy importante en este disco. Y el disco no sólo se queda ahí, todavía hay más.

El instrumentista consigue compilar una buena cantidad de trucos que nunca fallan, son todos novedosos, no hay dos que se repitan. Su cuantiosa voz es, sin duda el hilo conductor de esta obra, es la encargada de hacer florecer todos esos sentimientos que puede despertar esa voz y ese piano.

Puede sonar muy angustiante al principio, pero a medida que los tracks avanzan y las escuchas se repiten, se hace cada vez más disfrutable, sin la necesidad de un gran estribillo, a veces sólo basta con una misma frase repitiéndose en toda la canción (“I Never Learnt To Share“, tan triste y desgarradora con una única oración, mi favorita del disco).

La obra final puede resultar un tanto aburrida a las primeras escuchas, pero es un disco capaz de llegar a cualquier audiencia, de cualquier género. Ideal para relajarse, escucharlo acostado y con las luces apagadas. En otras palabras, la primera gran obra de un artista que se las trae y que no hay que perderle el rastro.

James Blake – James Blake

2011 – Atlas

01. Unluck
02. Wilhelms Scream
03. I Never Learnt To Share
04. Lindesfarne I
05. Lindesfarne II
06. Limit To Your Love
07. Give Me My Month
08. To Care (Like You)
09. Why Don’t You Call Me
10. I Mind
11. Measurements