Hoy, en pleno mayo del 2018 parece sorprendente el hablar y analizar el nuevo álbum, de nada más y nada menos que el desaparecido Jimi Hendrix. Both Sides of the Sky es su nuevo álbum de estudio póstumo.

Y digo sorprendente porque el virtuoso guitarrista de Seattle falleció hace ya casi 50 años, y viene a sorprendernos con un nuevo trabajo de estudio. Trabajo compuesto en su mayoría, por canciones inéditas, escuchadas por primera vez aquí, grabadas por el propio Hendrix antes de morir, pero también por algunas versiones de otros temas tan clásicos y que a la vez van tan de la mano con la esencia de este, como “Mannish Boy” de Muddy Waters.

Cuestión que surge alrededor de este álbum, es un tema muy típico que ha sido siempre un taboo en la historia de la música: el fantasma y la dudosa reputación de los álbumes póstumos de grandes artistas siempre han acechado estos lanzamientos. Esto se debe a que muchas productoras mediante algunas grabaciones recogidas durante la todavía vida del artista, se procesan y mediante la simulación del sonido de estos, se sacan discos enteros que realmente el autor no grabó por sí mismo, pero que bajo el nombre de este, consiguen alcanzar grandes ventas.

Error el mío el llevar este prejuicio por delante, cuando me entere de que en pleno 2018, a 48 años de la muerte de Hendrix, este (o en este caso su productora), había sacado un nuevo disco, me puse en lo peor. Pero para mi sorpresa, estaba lejos de la realidad.

Guitarras con el mismo virtuosismo y sentimiento que en grabaciones clásicas como Electric Ladyland y el sentido común de pensar que quién más aparte de Hendrix cuenta con ese manejo y ese sonido tan característico que este imprimía sobre su invertida Stratocaster, nos hacen salir un poco de dudas de si realmente son grabaciones inéditas o meras reproducciones digitales.

Es un disco empapado especialmente de ese blues frenético y clásico que tanto inspiró a Hendrix en sus inicios. Solos con ese característico wah como los que se escuchan en “Send My Love To Linda” o “Hear My Train Comin“, que te recuerdan el porqué de que sea considerado, sino el mejor, unos de los mejores guitarristas y más influyentes de toda la historia.

En definitiva, a grandes rasgos, el sonido de este último trabajo póstumo del gran Jimi Hendrix es ese rock clásico que tan poco se puede ver en esta época, ese rock que el propio Clapton asegura que está muriendo, junto a la guitarra eléctrica. Lo que sí está claro es que mientras existan en el recuerdo leyendas de esta talla, con sus correspondientes legados, la buena música seguirá a salvo durante muchos años, o al menos eso quiero creer.

Jimi Hendrix – Both Sides of the Sky

2018 – Sony Legacy Recordings

01. Mannish Boy
02. Lover Man
03. Hear My Train A Comin’
04. Stepping Stone
05. $20 Fine
06. Power Of Soul
07. Jungle
08. Things I Used to Do
09. Georgia Blues
10. Sweet Angel
11. Woodstock
12. Send My Love To Linda
13. Cherokee Mist