Compartir

Kings of Convenience es un dúo musical formado en Bergen, Noruega, que hacen un estilo que alterna sus instrumentos acústicos y sus dos voces. La banda consiste de Erlend Øye y de Eirik Glambek Boe. Se conocieron de chicos, en una competencia de geografía. Son conocidos por sus canciones delicadas, voces calmáticas y unas intrínsecas melodías de guitarras muy sutiles.

Después de ganar un poco de reconocimiento gracias a la aparición del dío en una serie de aclamados festivales de Europa durante el verano de 1999, firmaron con el sello americano Kindercore para lanzar su disco debut homónimo. Luego de ese primer disco, Quiet Is The New Loud fue lanzado en los comienzos de 2001. Después de este lanzamiento, vinieron discos de remixes a cargo de Ladytron y Four Tet, entre otros. Como los dos forman partes de bandas paralelas (Erlend de The Whitest Boy Alive y Eirik de Kommode), su tercer disco, Declaration of Dependence, tardó en aparecer, pero finalmente fue lanzado este mes.

En vez de volverse más electrónicos, los Kings of Convenience eligen volverse cada vez más simples, a través del uso del minimalismo de la música dance y las texturas que llenan cada uno de sus discos, esa irresistible fórmula pop del grupo.

El single agridulce de “Mrs. Cold” ha sido comparado con Jack Johnson, probablemente por el uso de los aplausos, pero el músico popular nunca ha grabado algo tan perfectamente equilibrado, tan depresivo y con una guitarra que se repite como un sample. “Boat Behind” flota en una melodía melancólica de violines sobre un cuento que habla de re-encontrarse con alguien pero nunca haber pertenecido a ese alguien. Otras influencias notorias son Simon & Garfunkel, Feist y Phoenix.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kings of Convenience – Declaration of Dependence (2009)
01 – 24-25
02 – Mrs Cold
03 – Me In You
04 – Boat Behind
05 – Rule My World
06 – My Ship Isn’t Pretty
07 – Renegade
08 – Power Of Not Knowing
09 – Peacetime Resistance
10 – Freedom And Its Owner
11 – Scars On Land
12 – Second To Numb
13 – Riot On An Empty Street