Imagen: Facebook de Las Yumbeñas

Yumbo es un municipio ubicado a tan solo 10 kilómetros al norte de Cali, una de las más conocidas ciudades de Colombia, famosa por su Festival Mundial de Salsa. No obstante, las integrantes de Las Yumbeñas ni se conocieron en dicho lugar en cual nacieron, ni tocan música tropical. La curiosa realidad de su historia es que se hicieron amigas hace un par de años en la Universidad Nacional ubicada en Bogotá, ciudad en la que ahora se encuentran radicadas. Así es que a mediados de 2015 empezaron a conformar una agrupación musical inspiradas tanto en las baladas y rancheras de despecho del ídolo mexicano Juan Gabriel, como en los himnos indie en clave lo-fi de grupos como Las ligas menores.

Me cansé de llorar voy a vomitar, publicado en 2017, es entonces el álbum debut de esta banda que despliega un contagioso pop punk propulsado por el desamor, pero que no deja de lado el sentido del humor. En esta producción de 10 cortes que ha sido ampliamente celebrada en la escena regional, cobran protagonismo sus delicadas voces coordinadas en coros, que a su vez contrastan con riffs de guitarra agitadores y enérgicos ritmos de batería.

Con metáforas tragicómicas como “Soy una paloma fastidiosa/Soy un beso que nunca fue/Soy la luna persiguiendo/A los que no quieren que los vean llorar”, incluidas en la letra de “Lata Vencida”, y canciones con títulos como “Mis sentimientos por ti son más feos que tu novia”, encontramos que no solo el nombre de este disco está pensado para provocar risas en medio de lo que en Colombia llaman “tusa” (una especie de resaca depresiva consecuencia de una decepción romántica).

Al igual que Regina Spektor con “Poor Little Rich Boy”, ellas también le dedican un tema a un amante malcriado con “Niño consentido”, asimismo, hacen alusión a la hipocresía moral con que a menudo se suele juzgar a los enamorados en “Vulgar”. Siguiendo esa misma línea, “Melancólica”, uno de los sencillos más difundidos del disco, propone una parodia de los dramas adolescentes que muchas veces vivimos, incluso en nuestra adultez.

Gracias a los elementos descritos en párrafos anteriores, podemos afirmar que Las Yumbeñas han llegado para dar de qué hablar, y para seguir agitando la bandera de la presencia femenina en la escena regional por medio de melodías divertidas y versos tan sensibles como desfachatados. Según ellas, el rosa es el nuevo negro.

Las Yumbeñas – Me cansé de llorar voy a vomitar

2017 – Independiente

01. Melancólica
02. Mis sentimientos por ti son más feos que tu novia
03. Round 3
04. Vulgar
05. En realidad no eras tan cool
06. Anomia sentimental
07. Mary
08. Niño consentido
09. Lata vencida
10. No pertenecer a nada